24 horas en… Izamal, la ciudad amarilla de Yucatán

Este paradisiaco lugar lo tiene todo. No querrás irte de aquí después de conocer sus atractivos.

Redacción/Forbes

A solo 60 kilómetros de la capital de Yucatán, Mérida, se encuentra un lugar que desprende destellos por sí mismo: Izamal, uno de los primeros Pueblos Mágicos de nuestro país, también conocido como “la ciudad de las tres culturas” por su legado prehispánico, su paso por el periodo colonial y la época actual, donde el amarillo de sus fachadas contrasta con el intenso azul del cielo.

Si estás de paso por Yucatán este destino no puede pasar desapercibido en tu itinerario. No importa si tienes poco tiempo, igual podrás disfrutarlo sin complicaciones recorriendo sus calles y descubriendo las historias que emergen de sus vestigios, pirámides y centros religiosos. Admira la mezcla de cultura y tradición que se mantienen vivas gracias a la calidez humana de sus habitantes.

Para que tu próxima visita sea una experiencia gratificante, traemos para ti cinco tesoros que debes descubrir. Solo considera un riesgo: puedes enamorarte fácilmente de Izamal, de sus calles y de sus fachadas amarillas, así como de su vasta herencia prehispánica expresada en sus platillos más típicos.

Conoce sus calles y plazuelas, rincones de historias y leyendas

Izamal tiene su encanto a flor de piel, sus calles y plazuelas son un regocijo visual para deleitarse con sus fachadas en color amarillo que crean su luz propia con los destellos del sol. Se puede recorrer este lugar, uno de los Pueblos Mágicos más entrañables, ya sea a través de una caminata o bien después de rentar una de las bicicletas que están alrededor de la plaza central del pueblo. Durante el recorrido seguramente no faltarán las historias que surjan de estos recintos, por lo que toma particular atención a descubrirlas.

Asciende a lo alto de la pirámide de Kinich-Kakmó

Izamal también es llamada la Ciudad de los Cerros debido a la cantidad de pirámides que la rodean, al punto de confundir a sus habitantes , quienes las tomaron por cerros atendiendo a la forma circular de estas construcciones. Si bien no son los más grandes vestigios arquitectónicos de la Península, sí mantienen su estampa imponente a pesar del paso del tiempo. Al conquistar su cuma podrás admirar una perspectiva distinta de Izamal.

Prueba los sabores de la gastronomía yucateca

Si algo caracteriza a la comida de Yucatán es el legado milenario de las preparaciones prehispánicas dentro de su cocina; los sabores de sus más representativos platillos llevan la esencia de los productos locales. Dentro de Izamal encontrarás una variada opción de estos platillos, algunos de ellos con la visita a su mercado cerca del centro, donde encontrarás productos a bajo costo pero con la misma calidad de sabor, como los famosos tacos de venado. Si buscas otro tipo de experiencia puedes visitar el restaurante Kinich, donde más de 40 cocineras tradicionales realizan los platillos típicos de la región con los procesos originales.

Visita el Convento de San Antonio de Padua

El paso de los Jesuitas por la zona dejó un gran recinto con este convento que muestra toda su majestuosidad con sus grandes arcos amarillos. Dentro del recinto religioso se presentó el Papa Juan Pablo II hace unos años, lo que le dio reconocimiento a nivel mundial a Izamal. En su interior, los elementos barrocos destacan con piezas de arte sacro que aún mantienen su relevancia con los habitantes del pueblo que los celebran en grandes fiestas patronales llenas de colorido.

Adquiere únicas artesanías locales

Procesos artesanales que derivan en majestuosas piezas que se pueden encontrar, desde joyería hasta hamacas, textiles y muebles que son parte de la gran oferta que encontrarás en sus calles dentro de los mercados artesanales. El arte popular inunda a este Pueblo Mágico, explora cada rincón de este lugar donde seguramente dentro de una casa con una modesta fachada encontrarás galerías de artesanías con piezas únicas y de calidad inigualable realizadas por los habitantes de la zona.