5 estados, refugio para deportados; EU detiene a 680 migrantes

Ciudad de México (Excélsior).- Los mexicanos deportados de Estados Unidos podrá impulsar las Zonas Económicas Especiales (ZEE) que abarcan  Michoacán, Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Chiapas, consideró Gerardo Gutiérrez Candiani, autoridad para esas zonas.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio, expuso que con la puesta en marcha de las ZEE, que en dos años habrán creado diez mil empleos, existe una gran oportunidad para cuando repatrien a gente del sur y sureste de EU.

“(Llegarían) capacitados, técnicamente sólidos, bilingües; nos ayudarían muchísimo a la productividad de las zonas”, explicó Gutiérrez Candiani.

De acuerdo con la autoridad federal para el desarrollo de las ZEE, éstas tienen el potencial de ser el motor que el país necesita para crecer ante los retos internos y externos.

Gutiérrez Candiani dio a conocer que se realizan pláticas con 114 empresas, de las cuales con 25 ya hay avances para invertir en esas zonas especiales.

En tanto, el gobierno de Trump informó de la detención con fines de deportación de 680 personas durante redadas realizadas desde el viernes.

Prometen refugio a repatriados en ZEE

Admite Gutiérrez Candiani retos en seguridad; Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Veracruz, los estados-destino.

Gerardo Gutiérrez Candiani aseveró que las Zonas Económicas Especiales (ZEE) —que se asentarán en primera instancia en Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Chiapas— serán un refugió para mano de obra calificada que sea repatriada de Estados Unidos.

El Jefe de la Autoridad Federal de las ZEE aseveró que las entidades donde se instalarán los polos de desarrollo tradicionalmente han sido exportadoras de mano de obra y esperan que ahora puedan recibirla de regreso.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio, afirmó que los trabajadores del sureste del país se encuentran laborando en el norte y el centro de la República y si se generan las condiciones de un empleo digno y bien remunerado podrán regresar a sus tierras de origen.

También manifestó que con la puesta en marcha de las ZEE, que en dos años habrán creado 10 mil empleos, hay una gran área de oportunidad para cuando repatrien a gente del sur, sureste de Estados Unidos: “(Llegarían) capacitados, técnicamente sólidos, bilingües; nos ayudarían muchísimo a la productividad de las Zonas”.

Según el gobierno federal, las primeras ZEE serán en Puerto Lázaro Cárdenas, que incluye municipios vecinos de Michoacán y Guerrero; la del Corredor del
Istmo de Tehuantepec, que incluirá los polos de Coatzacoalcos, Veracruz, y  Salina Cruz, Oaxaca, y la de Puerto Chiapas, en Chiapas, siendo estos estados el destino de los repatriados desde Estados Unidos.

Afirmó que se fortalecerá la mano de obra en las Zonas Económicas Especiales con los acuerdos que se están llevando a cabo con las secretarías del Trabajo y de Educación Pública, además de las universidades y tecnológicos de los estados, que se encuentran capacitando a personal para insertarse en las Zonas Económicas.

Dijo que se ha venido platicando con 114 empresas y  con cerca de 25 de ellas ya se tiene un avance representativo para inyectar  inversiones.

Al preguntarle sobre que en las entidades donde se instalarán las Zonas Económicas Especiales hay problemas de criminalidad y bloqueos carreteros, Gutiérrez Candiani aseveró que la seguridad es efectivamente uno de los retos.

Explicó que la gran mayoría de la producción se va a trasladar por barco y ferrocarril, aunque estarán atentos a que los traslados terrestres no tengan problemas.

“Tenemos gran apoyo de gobernadores y presidentes municipales. Vamos a estar en contacto permanente para darle seguimiento a la problemática de seguridad que se vive en algunos estamos donde se instalarán la ZEE.

“Hay una mesa de seguridad donde participan el gobierno federal, las Fuerzas Armadas y vamos a estar en contacto permanente”, manifestó.

PROBLEMÁTICA

Estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero tienen una fuerte presencia de docencia magisterial disidente, que en los últimos años ha puesto en jaque la actividad empresarial.

El año pasado, por ejemplo, las manifestaciones contra la Reforma Educativa provocaron  el cierre de carreteras en diferentes puntos de Oaxaca y la toma de negocios en Chiapas, lo que dejó un quebranto importante en la actividad empresarial.

En Guerrero, al conflicto magisterial se suma la criminalidad y ola de asesinatos que vive la entidad, mientras en Michoacán, Lázaro Cárdenas ha sido escenario de la disputa de cárteles de la droga.

 

Video del Día