A la banca …

Tinta Negra

Alfredo Guevara

A la banca …

Más pensar en una eventual reestructuración de quienes forman parte del Comité Directivo Estatal del PRI, la tarea a realizar tendría que ver con un análisis o un diagnóstico de lo que sucedió afuera del Partido. Desde luego que la medida más fácil, es culpar de la derrota a alguien en lo particular, a sabiendas de que eso no remedia lo que sucedió el domingo cinco de junio ni tampoco revierte el escenario. Si a culpables nos vamos, hay muchos. Más de uno ya quiere la cabeza de RAFAEL GONZÁLEZ  BENAVIDES  como presidente del CDE del PRI. Incluso, se quieren llevar de paso a la Secretaria General AIDA ZULEMA FLORES PEÑA y hasta el de Organización JOSÉ HERNÁNDEZ CUESTA. Sin embargo, el trabajo que desempeñaron cada uno de ellos, desde septiembre de 2015, en que inicio el Proceso Electoral Ordinario hasta el domingo cinco de junio de 2016 no está en tela de duda, si se toma en cuenta que en materia de organización político-electoral nada se descuidó. Muchos de los priístas, hasta ahora se dan por enterados que ya no alcanzarán a formar parte de la estructura de Gobierno. Saben que los dos primeros años de la administración estatal, sino es que los seis, permanecerán en la fría banca, viviendo de sus negocios o empresas, pero fuera del servicio público. No alcanzaron a medir las consecuencias, en pocas palabras. Y es que, la elección más cercana, es a la vuelta de dos años. En ese tiempo, el Partido Acción Nacional se apoderará de todo, empezando por la gubernatura, seguido de la mayoría en el Congreso local y una gran cantidad de ayuntamientos que gobernará aunque sea en un periodo corto. Pero el PAN o el grupo político del Gobernador electo FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, irá por todo. ¿Qué es todo? Poco a poco lo iremos observando. De entrada, hay signos de que por ejemplo, la lideresa del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado BLANCA GUADALUPE VALLES RODRIGUEZ tendrá que ir pensando en dejar la secretaría general y no se descarte que para la Sección 30 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación en Tamaulipas suceda lo mismo, una vez que RAFAEL MÉNDEZ SALAS termine el periodo para el que fue electo en el mes de agosto. Contrario a pensar en un eventual relevo en la dirigencia estatal del PRI, lo que deberían hacer los grupos políticos del Revolucionario Institucional es cerrar filas y empezar a trabajar en unidad. Desde luego que la eventual incorporación de EDGARDO MELHEM SALINAS como presidente del CDE del PRI, equivaldría al inicio de un trabajo encaminado hacia la recuperación del poder, que en caso de darse, se vería reflejado a la vuelta de dos años, cuando se elija nuevamente alcaldes en los 43 municipios de la entidad. A estas alturas, en el Partido Revolucionario Institucional ya se sabe quiénes fallaron, los que hicieron que trabajaban por BALTAZAR HINOJOSA OCHOA pero que por debajo de la mesa lo hacían por el PAN y su ahora Gobernador electo FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA. Los que asistieron y se tomaron la foto con los candidatos a Gobernador, alcaldes y diputados locales del PRI, pero que también lo hicieron con los del PAN, siendo priístas. Aquellos que se tiraron a la hamaca y lejos de contribuir, en respaldo de los candidatos del Revolucionario Institucional, prefirieron quedarse en casa, desde donde desearon que no ganara el prospecto del PRI. Incluso, a los priístas que los vieron salir de la casa de campaña del candidato del PAN a Gobernador. Es decir, en el PRI ya se sabe quiénes son y quienes fueron los causantes de la derrota el domingo cinco de junio, pero desgraciadamente no se dice, por temor a hacer más grande el problema que impera hacia el interior del Revolucionario Institucional. Por eso insistimos en que, ¿Realmente se necesita hacer un cambio en el CDE del PRI? ¿Verdaderamente ahí está la solución? Desde luego que los cambios siempre son para mejorar, pero antes de tomar una decisión que a todas luces no conviene, es necesario hacer un análisis, una auto crítica y un balance de las cosas, en el que si bien no se pueda decir el resultado, por lo menos se deje de tomar en cuenta a los que le fallaron al Partido. Por lo pronto GONZÁLEZ BENAVIDES, AIDA ZULEMA, JOSE HERNÁNDEZ CUESTA, HECTOR NEFTALÍ VILLEGAS GAMUNDI y otros integrantes del CDE del PRI pueden estar seguros de que cumplieron con su encomienda. Que los resultados no hayan sido los esperados, es otra cosa. Por lo pronto BALTAZAR HINOJOSA OCHOA se reincorporó a su tarea en la Cámara de diputados federales. El resto de los priístas, tendrán que esperar como mínimo dos años y eso, a ver si son tomados en cuenta para una nueva encomienda. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com

Video del Día