Anaya exige al gobierno federal alejar crimen organizado de elecciones 

Redacción/Excélsior

El candidato presidencial, Ricardo Anaya, dijo que el gobierno federal tiene una ‘responsabilidad primaria’ por el problema de violencia genrealizada; exigió garantías para los electores el 1 de julio 

SALTILLO, COAHUILA.- Tras la ola de asesinatos de candidatos y políticos de diferentes partidos, el aspirante presidencial de la coalición ‘Por México al Frente’, Ricardo Anaya, descartó reforzar su seguridad durante su campaña e hizo un llamado enérgico al gobierno federal para garantizar las elecciones el 1 de julio. 

Que garanticen que la gente pueda salir a votar en absoluta libertad el día primero de julio; el crimen organizado debe mantenerse absolutamente al margen de todo el proceso electoral, el gobierno lo debe combatir y se debe garantizar que sea la voluntad de la gente la que prevalezca”, exigió. 

Consideró que la situación está, literalmente, fuera de control; y que cuando las cosas están así en todo el territorio nacional, hay una responsabilidad primaria del gobierno federal que debe de asumir. 

“Ustedes lo saben, desde el 2014 a la fecha, la violencia ha aumentado en 29 de las 32 entidades federativas”, enfatizó. 

Sobre su seguridad personal y de su equipo de campaña, Anaya indicó que quien nada debe nada teme, por lo que seguirá con su gira proselitista por todo el país. 

“Más que pedir seguridad para mí voy a pedir seguridad para la gente, para toda la gente a la que diariamente asaltan en el transporte público, la gente que deja su casa y que cuando regresa la encuentra vacía, y para las mamás que despiden a sus hijos con el enorme temor de no saber en qué condiciones van a regresar”, expresó en entrevista previa a un acto masivo en el auditorio al aire libre del Parque las Maravillas, en la ciudad de Saltillo, Coahuila. 

En el caso de Coahuila, Anaya propuso tres puntos clave para su desarrollo: seguridad, “vamos a recuperar la paz y la tranquilidad, es fundamental para el estado de Coahuila”; crecimiento económico, “nesitamos más empleos, sobre todo, empleos mejor pagados para que la gente pueda sostener de manera digna a sus familias”; y por último, reducir las desigualdades sociales.