Automatización desplazaría la mano de obra

Según un estudio realizado por la Universidad de Oxford en el 2013, el 47 por ciento de los trabajadores en Estados Unidos en el 2050 serían reemplazados de los sistemas de producción automatizado y robotizado, por una máquina. Porcentajes menores al 10 por ciento de la mano de obra de los trabajadores se advierten que serían desplazados por la automatización, en los principales países europeos, esto es el campo de la productividad industrial y de comercio. No sucede lo mismo en la actividad primaria. 

Ya que en el mercado de la mano de obra contratada por Estados Unidos a través de empresas que llevan migrantes mexicanos a los campos de ese país, de los cuales un alto porcentaje de estos son de origen tamaulipeco lo mismo que de entidades ubicadas en la franja fronteriza. 

Lo que indica que la actividad primaria, aun cuando hay avances relevantes en la mecanización y automatización del campo, los jornaleros son requeridos para la pizca de la mayoría de los productos del campo no elaborados. 

Esto debido a que las empresas armadoras de equipos agrícolas, a excepción de cultivos de granos y forrajes hasta ahora han sido incapaces de producir equipos propios para la recolección de otras cosechas como la fresa, los cítricos y otros de la misma familia de los perenes. 

Y aunque para el pastoreo del ganado, los productores pecuarios han identificado algunas razas de perros propios para el pastoreo y el cuidado de sus unidades de producción pecuaria, todavía se está lejos de identificar un mecanismo para desplazar la mano de obra. Ya que los perros pastores no pueden reforzar una cerca o un lienzo ni cambiar de potreros al hato ganadero, ni pueden identificar cuáles de las hembras están en gestación o cuales de estas la debe cubrir otro ejemplar que no sea su padre. 

Pero el estudio de la Universidad de Oxford no comprende por lo mismo la actividad primaria, sino más bien está construido desde los mercados laborales de la industria de la transformación y del comercio. Y por lo mismo no hace alusión a la producción artesanal. 

Sin embargo, los apuntes del estudio deben ser un indicador para las nuevas generaciones que se preparan en las universidades y escuelas de educación básica, que aspiran a ocuparse en una empresa o industria, en la que cada vez son menos los obreros contratados. 

Lo cual es un fenómeno que ya se observa en puertos industriales tamaulipecos como Altamira, donde los procesos de la petroquímica cada vez requieren de mano de obra calificada pero sobre todo especializada. 

De manera que las generaciones denominadas milenarias, están obligadas a explorar nuevas formas que su entorno laboral demandará. Y habrá que ver hasta donde los programas y planes de la educación este país, tienen la capacidad para adoptar un perfil apropiado para las demandas del mercado laboral. 

Ante todo, porque apenas en el 2006 hubo un cambio de programa educativo, que dejo atrás el sistema de la memorización y adoptó el programa de competencias. Casi cien años de que José Vasconcelos puso en marcha el primero, es cuando los mexicanos conocen un modelo diferente. Y aun el problema de la alfabetización no esta resuelto en México. 

Por otra parte, el gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca verifico el avance de las oficinas consulares junto con las autoridades de Estados Unidos, justo cuando en el centro del país la presidencia de la república mexicana daba el recibimiento al secretario Rex Tillerson secretario de Estado de Estados Unidos, quien curiosamente sugirió al Estado Mexicano que esté alerta por una posible intervención Rusa, en el proceso electoral. 

Lo extraño es que ni por equivocación no hubo quien contestará que es necesario prevenir una y acabar con la intervención de Estados Unidos en México. Por cierto este mes continúan las negociaciones de la ronda siete del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. 

Video del Día