Bale reaparece con gol y Real Madrid doblega al Espanyol

Ciudad de México (Adrenalina).- Aunque fue Isco Alarcón quien lució con su actuación en el encuentro, los reflectores se los llevó Gareth Bale, quien 88 días después volvió a tener actividad con el Real Madrid y su reaparición la firmó con un gol para concretar el triunfo blanco por 2-0 sobre el Espanyol.

Las apariciones de Isco a lo largo de los noventa minutos fueron clave para un conjunto ‘merengue’ que contó con varias ausencias como la de James Rodríguez, Casemiro y Marcelo, en la banca, además de la de Keylor Navas, Karim Benzema y Luka Modric, que no fueron convocados. Sergio Ramos, con un problema en la cadera, también se quedó en la grada.

El defensa mexicano Diego Reyes fue titular y jugó los 90 minutos con el Espanyol.

El Espanyol asustó con un fuera de juego ajustado de Gerard Moreno, que tuvo que frenar en seco cuando se quedaba solo delante de Casilla.

Pepe, con un remate de cabeza tras un tiro de esquina de Kroos, y Cristiano, ya rozando el minuto 30 con un disparo que se marchó fuera por poco, fueron capaces de inquietar la portería del Espanyol hasta el gol de Morata.

Entonces, apareció Isco, que desde el principio del duelo había mostrado algunos destellos, para explotar definitivamente con un pase perfecto a la cabeza de Morata. El delantero blanco batió a Diego López con un testarazo y, después de siete suplencias consecutivas, marcó su séptimo tanto en Liga y ya suma 11 dianas en todas las competiciones.

Ese tanto tranquilizó al conjunto blanco, que el último cuarto de hora previo al descanso jugó un poco más liberado. Así se llegó al descanso, con un 1-0 escaso y no definitivo, con apariciones esporádicas de Isco y Morata y con las buenas intenciones de Cristiano.

En la reanudación, la tónica general siguió siendo la misma. El Real Madrid siguió a lo suyo, completando un partido simplemente correcto, pero sin muchas ocasiones.

El tiempo fue pasando y las noticias sobre el césped eran escasas. Éstas se reactivaron con la reaparición de Gareth Bale, que volvió a jugar 88 días después de lesionarse el pasado 22 de noviembre y volvió con un gol marca de la casa en un contragolpe.

Eso sí, lo consiguió impulsado por Isco, de nuevo decisivo con otra asistencia. El aplauso se lo llevó Bale con su sexto tanto de la campaña, pero el mérito, como en el tanto de Morata, fue del centrocampista malagueño.

En ese momento, con la cabalgada y el tanto del galés, se acabó definitivamente el partido. El Real Madrid, sin demasiados alardes, firmó un duelo correcto en el que Isco fue el verdadero impulsor de los goleadores Bale y Morata.

Video del Día