Batalla Purita para pagar vacuna

José Gregorio Aguilar/Reporte Directo  

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con ayuda de Dios y de la sociedad estamos saliendo adelante, declara la señora Claudia Gómez González, la mamá de Purita, la niña con piel de mariposa, que requiere viajar al estado de Michoacán para recibir una vacuna que mucho le ayuda para fortalecer su piel y cuyo viaje tuvo que posponer por falta de dinero. 

Recordó que, para poder pagar el costo de dicha vacuna, organizó una carrera que finalmente tuvo que suspender porque no hubo suficiente respuesta de parte de la población, razón por la cual reorganizó el evento para el 14 de Abril 

“Cada vacuna cuesta alrededor de 14 mil 900 pesos, más los gastos de traslado y en la carrera que organicé solo se inscribieron 17 personas y con eso no salía por eso tuve que reprogramar la carrera con la ayuda del Instituto Estatal del Deporte “. 

Recordó que esa vacuna es parte del tratamiento que recibe la pequeña y debe aplicársele cada noventa días; la primera de este 2018 debe aplicársela en Abril pero debido a que no se reunió el dinero suficiente la cita fue reprogramada para Mayo. 

Comentó que gracias a las vacunas la piel de Purita ya no se enferma pero es necesario que reciba ese biológico porque forma parte del tratamiento ya que esta enfermedad genética de la piel, ante el mínimo roce, le produce ampollas o heridas. 

Además del costo económico, el caso de Purita requiere una extraordinaria inversión de tiempo “si porque requiere mucho cuidado, yo ahorita tengo permiso en mi trabajo porque la cirugía causa lesiones que están abiertas en su mano con el riesgo de que se pueda infectar o lastimar y eso podría deteriorar el avance que hemos tenido; ella tampoco está yendo a la escuela por lo pronto”. 

El viacrucis que vive la niña con piel de mariposa “Purita”, no termina, al contrario, cada semana, cuando menos, se gastan 5 mil pesos pues debe acudir, dos veces  por semana, a la ciudad de Monterrey para su valoración médica. “Sola no puedo, gracias a la ayuda de la sociedad civil, del DIF y de la fundación es como hemos podido atender a la niña”.