Cachorros pueden pasar de ser un juguete a formar parte de una familia

Niños y adultos deben considerar la visita al veterinario para vacunas y desparasitación, establecer horarios de comidas y tener un espacio adecuado a la talla de animal

Redacción/Excélsior

Ciudad de México.- En estas fechas decembrinas y de Reyes, para quienes piensan regalar una mascota a sus hijos, es importante que elijan una que no sea utilizada como juguete de moda, sino que, al paso del tiempo, sea adoptada por los adultos y se convierta en parte de la familia, expresó Ethel Frida, de la organización M1llon de Esperanzas “Unidos por la vida Animal”, activista defensora de los derechos de los animales.

El peor error de un padre, dijo, es regalar a sus hijos gato o perro, ya que ambos son vida y son responsabilidad y cuidado de un adulto. Lamentablemente, muchos de estos animalitos son agredidos por los pequeños quienes desconocen la manipulación de un cachorro y terminan lastimándolos o en algunos casos matándolos.

Frida también habló de la organización M1llon de Esperanzas “Unidos por la vida Animal”, la cual nació a través de la necesidad de unir las diferentes vertientes del ambiente y del cuidado de las mascotas, a través eventos donde se mantenga el tema de los animales.

La activista expresó que en un año la asociación ha realizado eventos como la Marcha Nacional por los Derechos de los Animales “Seres Sintientes” y llevaron a cabo el primer desfile de carros alegóricos con un Croquetón en el Monumento a la Revolución, donde lograron unir a 4 grandes grupos de perros; en el 2018 las acciones continuarán para generar conciencia.

Frida dijo que en caso que los padres quieran regalar una mascota de raza grande a sus hijos, puede ser un labrador o un bóxer; si fuese raza mediana un beagle o basset hound; y en el caso de ser talla pequeña, un poodle o maltés, son las mejores opciones.

Aunque cabe resaltar que los perritos mestizos son nobles y muy agradecidos, y no son animales que se puedan desechar, por decirlo de alguna manera, ya que estos son adoptados por los adultos y dejan de ser un juguete para niños y pasan al cuidado de los adultos, comentó la activista.

Tanto los niños como los adultos deben tener muy presente los cuidados de una mascota, primero la visita obligada al veterinario para que tenga su cuadro de vacunas y desparasitación a tiempo; segundo, tener horarios de comidas y paseos para ir al baño y tener un espacio adecuado a su talla y muy importante evitar alimentos nocivos.

Es importante no regalar a sus hijos perros de moda de razas como rottweiler, pastor alemán, doberman y/o pitbull, ya que el temperamento de esos perros es muy fuerte y para manipularlos se requiere de un adulto con un carácter más fuerte aún para que el animal reconozca al individuo como líder.

Los rottweiler y doberman tienden a desconocer dado que tiene una vista limitada y suelen tener problemas en su sentido del olfato, por lo cual no son muy diestros para reconocer a las personas y pueden representar un peligro para los infantes y los mismos adultos.

Es importante señalar que la raza de perros que comúnmente son abandonados por sus dueños son los poodles y malteses en tallas chicas y de razas grandes, los pitbull y en su mayoría una gran cantidad de criollos, ya que al tiempo crecen y merecen más cuidados de lo normal y las familias optan por regalarlos o abandonarlos en la calle lo cual es una terrible crueldad para ellos.

Una vida siempre es y será una responsabilidad en toda la extensión de la palabra. Hay miles de animales de compañía a la espera de ser adoptados, por lo que es importante realizar los protocolos de salud y esterilización para evitar la proliferación de más animales abandonados.

Video del Día