Celebran el Día de la Familia

Aunque los dirigentes y militantes priistas mantienen un discurso triunfalista, como es la tónica en tiempo de derrotas, ante el escenario de las primeras elecciones concurrentes, como oposición en una decena de entidades, sus principales analistas hacen distinciones relevantes entre el PRI de la hegemonía política y el partido competitivo. Y como resultado final el PRI del 2017, está ante una circunstancia particular. 

El temor principal, es lo que sucederá en el minuto que los electores tamaulipecos tienen dentro de la mampara, es decir el día 1 de Julio cuando se celebre la elección.  

Pero también priístas como Luis Enrique Rodríguez “El Pipo”, subrayan que el humor y el clima social del Día de la elección son dos aspecto cruciales para el partido tricolor como para otros institutos políticos. 

Para analistas como “El Pipo”, el partido o candidato que responda a las expectativas que son motivos de insomnio para los electores, es quien podrá ganar el proceso electoral. Quizá por ese motivo, también cuestiona qué dónde está el partido de las mayorías. 

Ya que no lo ven en la contienda y, no obstante que llevan un candidato “ciudadano” como José Antonio Meade, este se mantiene en el sótano de la competencia.  

Y aunque se habla de la necesidad de dejar atrás la construcción de triunfos basados en el golpeteo, los priístas se han exhibido en la lucha contra los adversarios, como es el caso de Ricardo Anaya, que no logra salir de una cuando ya lo llevan a otra acusación. 

Asimismo el candidato del partido tricolor no ha logrado repuntar y aun cuando es temprano para señalar a un favorito, lo cierto que el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador no ha cedido una sola milésima porcentual en el orden de la competencia. 

Habrá que esperar cual es el posicionamiento de cada uno de los competidores en la pista por la búsqueda para ser favorecidos por los ciudadanos. Los propios priístas están ante la expectativa de si el comportamiento de los electores es en cascada o en forma de espiral. 

Por lo mismo están en proceso de medir, cuáles de los candidatos a diferentes puestos de elección popular sumaran o necesitaran ayuda para remontar los resultados de la competencia electoral y no obstante, que ya midieron fuerzas los candidatos a presidencia de la república, surgen nuevas expectativas de otros competidos de sus propios partidos. 

Mientras que en Morena sobran competidores, al amparo de que López Obrador podría “jalar es cascada a aspirantes a presidentes municipales, diputados y senadores.  

Acción Nacional hace lo propio por rescatar a Ricardo Anaya y en esa perspectiva los priístas, en bloque blindan a José Antonio Meade. 

En otro orden, el gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca celebró el Día de la Familia en su natal Reynosa , acompañado de su esposa Mariana Gómez de García, convivieron con las familias que asistieron a la celebración en esa región fronteriza. En la capital del estado también funcionarios gubernamentales hicieron lo propio en el Parque Siglo XXI. 

Los priístas por su parte celebraron el 89 aniversario del PRI, sus dirigentes, candidatos, militantes y simpatizantes festejaron la fundación del partido más longevo, en la colonia Enrique Cárdenas González, que se ubica al norte de la capital tamaulipeca. Allí además de pronunciar discursos triunfalistas, también hubo una convivencia de la familia priísta. Sergio Guajardo Maldonado llevo la tónica de la celebración, que matizó con la celebración del Día de la Familia. No asistió el presidente municipal Oscar Almaraz. 

Mientras que en renglón universitario el Rector José Andrés Suárez Fernández entregó en la semana que concluyó, constancias del Curso-Taller “Primeros Auxilios” que impartió la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) al personal administrativo, docente y directivo que está dedicado a brindar cuidado y atención integral a la niñez en los centros de desarrollo infantil con que cuenta esa casa de estudios, en esta ciudad capital.