Celebran Obispo y PAN el día del “periodista”

Aunque todavía no es tiempos de que los ediles en funciones hagan públicas sus aspiraciones para reelegirse como presidentes municipales, ya se han ventilado en las últimas semanas presuntas irregularidades en contra del esposo de la alcaldesa panista de Reynosa Maki Ortiz Domínguez. Según las pesquisas de la autoridad estatal se han detectado severas irregularidades en la operación de un centro nocturno propiedad de la edilesa, que funciona en la zona de tolerancia de esa frontera. Está por verse si es o no responsable el esposo de Ortiz Domínguez, de los presuntos cargos en su contra. 

Asimismo según el posicionamiento del dirigente estatal de Acción Nacional Francisco Elizondo, aun cuando se trata de una presidenta municipal que llego al ejercicio constitucional nominada por ese instituto político, el dirigente partidista afirmó que su partido actúa con las premisas de una sola moral. Y que por lo mismo los ilícitos del marido de doña Maki podrían afectar las aspiraciones reeleccionista de la alcaldesa fronteriza. 

Pero si de señalamientos morales se trata, ahí está la homilía que el Obispo Antonio González Sánchez pronuncio durante la misa con motivos del Día del Periodista. 

Dijo, “ustedes difunden tristemente y comunican las malas noticias, porque así es la vida. Nunca o casi nunca publican buenas noticias”. 

Asimismo indicó, “que tal vez la propuesta es muy alta pero interesante sería que ustedes que ejercen la tarea de informar pudieran hacer lo mismo que Juan el Bautista y, decir hemos encontrado al Señor”. 

Más adelante como buscando enmendar su ligero resbalón al apuntar que los periodistas difunden y comunican solo malas noticias, acotó, “ustedes son un grupo importante incluso se dice que son, o ustedes lo saben si son o no el cuarto poder. Pues aprovéchelo!!!” 

La expresión del Obispo González pareciera invocar aquellas publicaciones de medios estatales y nacionales, donde se le ligaba con la muerte de José -un humilde campesino- que el Obispo González atropelló sobre la carretera a Matamoros a la altura del Ejido El Olivo, la noche de un 11 de diciembre de hace 20 años. 

Desde entonces la SCT instaló boyas en el lugar. Muchas fueron las versiones se difundieron, hubo testigos oculares que identificaron al obispo y su vehículo, que jamas volvió a utilizar. En tiempos del ex gobernador Manuel Cavazos le brindaron la atención, al cura que intercedió por él, conocido como “El Padre Gato”, mal le pago el Obispo Sánchez. Porque así es la vida, “un bien con un mal se paga”. 

En fin es cosa juzgada, sí fue homicidio imprudencial ya prescribió, si su conciencia no lo deja en paz que se entregue a la justicia, como debió haberlo hecho en su momento. Y si acaso sigue dolido con la prensa, los medios solo informan, jamás serán sus jueces ni sus fiscales. Quizá ese es el motivo de su tufo negativo hacia los medios y los periodistas. Ya que la misa que celebra no es motu proprio, sino que la heredó del ilustre y bien ponderado sacerdote, David Martínez Reyna. 

Mientras que Acción Nacional fue el único partido político, además del Obispo González quien además de una misa, ofrecieran una comida y almuerzo a los reporteros y editorialistas. Francisco Elizondo llegó unos minutos tarde porque viajaba desde su natal Matamoros para reunirse con los obreros de la tropa informativa. En fuentes extraoficiales trascendió que el gobierno estatal haría lo propio antes de concluir el mes de enero.