Reporte Directo

Por si las dudas

18 septiembre, 2018 - Columnas, Tinta Negra

Un posible brote de asaltos o robos, cometidos en la carretera Victoria-Monterrey, Nuevo León, encendió los focos amarillos. La declaración que hiciera MANUEL ROJAS CALVO Comisario de la Policía Federal, no deja de llamar la atención, aunque a ciencia cierta nunca dijo en que tramo carretero se debe extremar cuidados por parte de los automovilistas que se trasladan al vecino estado. Lo cierto es que de nueva cuenta, empieza a hablarse de ilícitos por esa vía de comunicación que registra un elevado movimiento vehicular la mayor parte de la semana, en la que habrá que decir, elementos de la Policía de Auxilio Carretero, de la Secretaría de Seguridad Pública van y vienen, al menos hasta los límites de Tamaulipas con Nuevo León. Durante un tiempo, el tramo carretero Zaragoza- Estación Manuel llegó a caracterizarse por el cometido de ese tipo de atracos, en los que generalmente le quitaban a la gente el vehículo y todo lo que fuera de valor. Desde hace tiempo que no se sabe de un hecho de esa naturaleza, a menos de que la gente prefiera no denunciar y quedarse callado. Lo que nuevamente llamo la atención, fue la declaración de ROJAS CALVO que habla precisamente del tramo Victoria –Monterrey, en el que al parecer, se dieron algunos casos. Es decir, ya no solo se supo por redes sociales sino por declaraciones de quien tiene a su cargo la vigilancia carretera. Diremos que la presencia de elementos de la Federal en ese tramo carretero es notoria. Nos consta que en diferentes horas, elementos en patrulla realizan recorridos de un extremo a otro, hablando de la Carretera Victoria- Monterrey. Incluso, en algunos casos se toman con los de la Policía de Proximidad. Cierto o no, el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Seguridad Pública ya prepara una nueva estrategia, precisamente para evitar esos presuntos delitos en carretera, a través de la construcción de estaciones seguras. La Secretaria de Obras Públicas CECILIA DEL ALTO LÓPEZ  confirmó que en una primera etapa, once de 36 estaciones seguras están por asignarse para su construcción, con una inversión superior a los cien millones de pesos. Pudo haber sido mayor la cantidad, pero el equipamiento y las características que deben reunir ese tipo de estaciones, elevo los costos. Se trata de una especie de demarcación policiaca, en donde se estima habrá elementos de reacción inmediata, que saldrán en respuesta a llamados que hagan sus compañeros, en el tramo carretero por donde sean construidas. Será un sitio, en el que los elementos policiacos podrán descansar, pero no relajarse. La delincuencia no descansa y eso lo saben, quienes forman parte de las diferentes corporaciones policiacas. Las estaciones estarán a un lado de lo que antes fueron paraderos turísticos, pero que con el paso de los meses, se abandonaron por cuestiones relacionadas con la inseguridad. Se ubicarán en terrenos de tiendas de conveniencia, estaciones expendedoras de gasolina u otro tipo de establecimientos comerciales. De hecho, DEL ALTO LOPEZ confirmó que se han estado firmando convenios con los propietarios de esos inmuebles, en aras de que permitan hacer uso de una parte del predio para la construcción de esas bases. La necesidad de disponer de esos paraderos seguros es apremiante, porque generará confianza a los automovilistas saber que a cierta distancia habrá presencia policiaca, militar o federal, en caso de que requieran de algún tipo de seguridad. Deberá ser el Secretario de Seguridad AUGUSTO CRUZ MORALES quien determine en que puntos carreteros se coloquen estas primeras once estaciones, para de esa forma atender delitos que se cometen en carretera. Queremos pensar que entre esos puntos carreteros, hay algunas bases para la carretera Victoria Monterrey, Victoria-Matamoros como también la de Victoria-Estación Zaragoza – Tampico, que son las zonas en las que de cierta forma se han cometido ilícitos. Quizá el proyecto que quedarían a deber, es el de poder viajar por la noche, donde lo único que se ha recomendado, es que lo hagan de día para no correr ninguna clase de riesgos. Y no es tanto por la inseguridad, pudiera decirse, sino por lo complicado que resulta, el hecho de quedarse a mitad de tramo y encontrar todo cerrado, desde una simple vulcanizadora, hasta una gasolinera o tienda de conveniencia que ya están cerrando en el horario nocturno, precisamente porque no hay viajeros en ese lapso del día. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com