Reporte Directo

¡Si habrá zona franca en México y en Tamaulipas!

13 septiembre, 2018 - Columnas, Hipodrómo Politico

Solucionar los grandes problemas de México es una aventura titánica. No se requiere un solo hombre o mujer para resolver los grandes problemas del país y darles certeza a los ciudadanos. No se requiere sólo de buenos deseos sino de grandes alianzas que empujen los grandes proyectos que pongan a nuestro país en línea de flotación.

Y en los últimos días han ocurrido cosas que podrían impactar el rumbo de este país en los próximos años y que me parece que son dignas de comentarlas.

Una de las promesas de campaña que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador más promovió, sobre todo en la zona fronteriza norte del país, fue construir la zona franca de 30 kilómetros en donde, además, se igualaría el precio de los energéticos con los de los Estados Unidos, se bajaría el IVA al ocho por ciento, se reduciría el Impuesto Sobre la Renta y se doblaría el salario mínimo, de tal forma de tratar de equilibrar las condiciones económicas en ambos lados de la frontera y dar certidumbre a los empresarios, grandes y pequeños, abriendo una verdadera competencia económica. Y que decir de dar certidumbre a los ciudadanos.

Pues hoy ocurrió un encuentro que busca no sólo dar forma a estos buenos deseos del candidato ganador de la elección del pasado primero de julio, López Obrador, sino además hacer sinergia con los mandatarios estatales de la franja fronteriza norte de México, independientemente de su filiación política o partidista.

En el encuentro realizado en la Ciudad de México, estuvieron el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, mandatario de Nuevo León; Miguel Riquelme Solís, gobernador de Coahuila; Javier Corral, mandatario de Chihuahua; Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora; y el Gobernador de Baja California, Francisco Vega de la Madrid.

Todos ellos se encontraron en la capital del país con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien les presentó el proyecto para darle forma a esta “zona franca” en la frontera norte del país, que permita detonar la competitividad y el desarrollo económico de la región en beneficio de la población.

Acompañando al presidente electo, estuvieron los próximos titulares de Economía, Graciela Márquez; de Hacienda, Carlos Urzúa; de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú; y el futuro jefe del Gabinete, Alfonso Romo.

Ahora. La pregunta obligada es si la medida será buena o no. El director general del Centro Metropolitano de Información Económica y Empresarial, Rubén Roa Dueñas, ha asegurado que la propuesta se trata de una transferencia tributaria a los hogares de la región fronteriza norte, ubicados en la franja de 30 kilómetros al sur de la línea divisoria con Estados Unidos, medida que implicaría una mayor disponibilidad de ingresos de las familias para destinarla al consumo, lo que provocaría el bienestar en la región vía disminución de precios.

Para Roa Dueñas, los efectos positivos de esta eventual medida no serían observables en el corto plazo, pues habría un periodo de transición para que los empresarios puedan ajustar su estructura de costos, pero la competitividad de esta región sería beneficiada en términos de evitar la fuga masiva de consumidores a la Unión Americana, fuga que según cifras del Colegio de la Frontera Norte, alcanza 7,000 millones de dólares al año, y “mejoraría la posición competitiva de nuestras empresas en el terreno del sector externo por la exportación de bienes y servicios”.

Lo importante que este proyecto se logre consensado entre el gobierno federal y los gobiernos locales, para evitar abusos de la medida que hoy piden a gritos ciudadanos y empresarios de la frontera. Por ejemplo, en el plan fronterizo, debe cuidarse blindar jurídicamente el tema de la reducción de los impuestos, IVA e ISR, para que no se vaya a producir un fenómeno de domiciliación de empresas en la frontera que no tengan activos o compra de insumos en las ciudades fronterizas.

¿Y para Tamaulipas es importante la medida? Por supuesto que sí. Hay que recordar que la frontera entre ambos países tiene una extensión de 3,185 kilómetros, tiene una población en ambos lados de la frontera de 12 millones de personas y de los 28 cruces internacionales que se ubican a lo largo de la frontera desde Tamaulipas hasta Baja California, sólo en nuestro estado, en Tamaulipas, existen 18 de los 28 cruces y puentes fronterizos. Y después de la decisión de incrementar el IVA del 11 al 16% la economía ha tenido una de sus etapas más complejas.

Hoy más que nunca, hay que regresar a la lectura de Alan Riding, en sus “Vecinos Distantes”, en donde asumió en la justificación de su obra escrita en 1984, que “probablemente en ningún lugar del mundo dos vecinos se entiendan tan poco”. Pero de que la medida de la Zona Franca, bien diseñada y mejor operada, me parece será una medida que en el mediano plazo de buenos resultados al país.

Insisto, el de hoy en la Casa de Transición de López Obrador fue un encuentro muy importante y la ratificación de que, para lograr resultados, hoy más que nunca, hay que sumar y multiplicar, para darle satisfacciones a este pueblo tan necesitado de buenas medidas y mejores acciones. Y en eso se está trabajando y en eso está trabajando Tamaulipas y el Gobernador García Cabeza de Vaca.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.