Reporte Directo

Tiempo para gobernar

6 octubre, 2018 - Columnas, Tinta Negra

Al presidente municipal de Victoria XICOTENCATL GONZÁLEZ URESTI, habrá que darle un tiempo prudente, para que el engranaje de su administración empiece a funcionar de manera eficiente y atienda renglones que están a la vista, en los que la gente empieza a desesperarse. Si bien ya se designaron titulares en áreas de especial atención en la administración, todavía se siguen registrando algunos movimientos considerados hasta cierto punto como normales, sobre todo en aquellas personas que pensaron que un cargo público era lo mismo que administrar una empresa o negocio particular. Ya se dieron cuenta que no. Las expectativas que generó GONZÁLEZ URESTI fueron muchas y si bien es cierto, todavía no se ven reflejadas en calles, colonias y fraccionamientos, habrá que seguir esperando. ¿Cuánto tiempo? El prudente. Como ha sido característica de anteriores administraciones municipales, la Ciudad presenta problemas serios de bacheo en casi un 60 por ciento de sus calles, tomándose en cuenta que el resto, son avenidas en las que se invierte, por el movimiento vehicular que registran. Los bulevares Praxedis Balboa, el López Mateos y la parte poniente del libramiento Naciones Unidas, por mencionar algunos lugares, muestran montes, con un elevado zacate, que ha crecido en forma rápida por las últimas precipitaciones pluviales. Los semáforos empiezan a funcionar, después que duraron días apagados, aunque afortunadamente con presencia de los agentes de Tránsito y Vialidad. Decimos que la gente debe tener cierto grado de paciencia con el arranque de la administración de XICOTENCATL como resultado de que después del proceso de entrega recepción, viene el registro de firmas, apertura de cuentas en bancos, compras, pago de servicios y otra serie de trámites que, habrá que decirlo, se llevará sus días. Aunque las personas que han sido designadas, al menos hasta ahora, son gente profesional, capaz y preparadas, han iniciado de cero y por tanto, conforme pasen los días se irán ordenando y administrando en tiempo, trabajo y desempeño. Desafortunadamente, la paciencia de los victorenses no va a durar mucho tiempo y por lo mismo, los funcionarios municipales tendrán que adaptarse a su nueva encomienda lo más pronto posible. Nadie dijo que sería fácil. Y decimos que tendrá que ser pronta la adaptación, como resultado de que ahora no hay a quien echarle la culpa. Es decir, el único responsable es quien está a la cabeza del Ayuntamiento. Todo lo que tenga que ver con temas relacionados con la recolección de la basura, alumbrado público, mejoramiento de áreas verdes, pavimentación, bacheo y lo más sensible que tiene que ver con agua y drenaje, fugas, entre otros, será responsabilidad de XICOTENCATL GONZÁLEZ URESTI. Al menos hasta ahora, los victorenses han sido conscientes y entendido que apenas son los primeros días del alcalde. Incluso, lo han defendido bajo ese contexto, de aquellos que ya empezaron a ser los primeros críticos de la administración municipal. Para todo se necesita tiempo, incluso hasta para gobernar, porque hasta el más experimentado en la administración pública, se toma sus días para sentarse en el cargo y empezar a solucionar los problemas y dar respuesta a las demandas y exigencias de la sociedad.

LOS MANCHADOS

Quedó demostrado que los organismos empresariales, como la Confederación Patronal de la República Mexicana en Victoria, sólo han servido como escalón político para quienes lo presiden. Un ejemplo palpable de lo anterior, lo es LUIS TORRE ALIYAN, quien envió, sin el menor recato la presidencia de la Coparmex a un cesto de basura, para estar en condiciones de asumir el cargo de segundo síndico en el Cabildo de Victoria. Es una muestra de deslealtad, incoherencia, falto de ética y profesionalismo. En el peor de los casos, ubica a la CoparmexVictoria como un organismo, cuyas expresiones, posturas, demandas y exigencias solo son mediáticas. Lejos de observarse como un organismo serio, lo que ocasiona TORRE ALIYAN al dejar la Coparmex, es evidenciar que todo lo que se expresa a nombre de la organización empresarial es teatro y circo, para que quienes lo presiden, la dejen al garete, ante la ambición personal y no la defensa de un gremio patronal como la Confederación. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com