Corrupción y negocios millonarios en Reynosa en el gobierno de Maki

La historia que le voy a platicar a continuación, tiene que ver con los muchos, con los grandes y jugosos negocios, que la familia real que hoy se siente dueña de los dineros municipales en Reynosa, los Ortiz Garza, Maki, Carlos y Carlitos, están haciendo para engrosas sus cuentas bancarias personales, apoyados por un séquito de “colaboradores” quienes también se están llenando las alforjas.

Y estos negocios que a continuación le voy a narrar no tienen nada que ver con el jugoso negocio que representa la copropiedad del consorte Luis Carlos Peña Garza en la zona de tolerancia de la ciudad. Esa, como dice la Nana Goya, es otra historia.

Le voy a presentar sólo dos perlas de lo que está haciendo esta administración municipal, fallida de cara a la sociedad, pero muy eficiente en eso de afilar las uñas.

En el primer caso, el Ayuntamiento de Reynosa que preside Maki Esther Ortiz Domínguez, está comprando papel bond tamaño carta a precio de oro. Mientras que la empresa Office Depot, S.A. vende este producto a $529.00 pesos la caja con cinco mil hojas y la Papelería ABC, S.A. vende la misma caja en $539.00, el ayuntamiento por una extraña razón se lo está comprando a la empresa Bienes y Servicios FYM, a un precio de $1,050 pesos más IVA la misma caja. Prácticamente al doble. Esta empresa, Bienes y Servicios FYM, tiene su domicilio fiscal en la Calle Occidental número 508, Fracc. Prolongación Longoria, con Registro Federal de Contribuyentes BSF090310 8M9. Cosa sólo de revisar la factura 4040 de esta empresa.

Asimismo, el agua embotellada en presentación de 20 litros, pudiéndoselo comprar a alguna embotelladora a un precio razonable, se lo compra a una empresa que se los vende a precio de oro. La empresa Agua Purificada Blanquita, S.A. de C.V., vende el botellón de agua en 22.00 más IVA mientras que la empresa TASON, S.A. de C.V., a quien se le compra el mismo botellón de agua de la misma marca Blanquita, se le paga en $40.00. Esta empresa tiene su domicilio fiscal, en Luxemburgo número 511 Local 5, en la colonia Beatty y con Registro Federal de Contribuyentes TAS081024 LN5. Cosa de revisar la factura A 166 de esta empresa.

Así o más negocios. Imagínese Usted todos los rubros que manejan al interior del Ayuntamiento de Reynosa, y los pingues negocios que la alcaldesa, su esposito, su hijito, la tesorera, la síndica y el alcaldito, llamado pomposamente Secretario Técnico, han estado haciendo desde el primero de octubre del 2016 al amparo del poder. Y no quisiera ni imaginarme lo que falta en este que será, para Maki y su familia, el año de Hidalgo

Por supuesto que estos que le platico no son todos. Tengo muchos más que contarle, pero esos serán en próximas colaboraciones.

PD. 1. Estos negocios no consideran los abusos que están cometiendo con los notificadores del impuesto predial en Reynosa, a quienes la tesorera Esmeralda Chimal Navarrete les quita lo que ganan y les obliga a firmar por cantidades mucho mayores, bajo la amenaza de correrlos si se niegan o si rajan, dañando el patrimonio de los trabajadores que si se friegan para allegarle recursos al municipio. De ese tema le voy a comentar más adelante.

PD. 2. Por cierto, se comenta que la tesorera Chimal anda muy contenta presumiendo un pin de un Club de Servicio Social de Reynosa, PIN que se los dan sólo a quienes aportan interesantes recursos económicos al Club. Y es que también se cuenta en los mentideros políticos que Chimal Navarrete habría, desde su cargo de Tesorera Municipal, dado jugosos donativos, que la hicieron merecedora al maravilloso PIN que orgullosa porta en su solapa. ¿Será?

PD. 3. ¿Será verdad que quien está queriendo integrar el Comité Directivo Municipal del PRI en Reynosa, la mano que mece la cuna verdaderamente, y a quienes todos le cuelgan es el teléfono, es el ex alcalde Everardo Villarreal Salinas? Y es que se cuenta qué desde la clandestinidad, Everardo quiere regresar por sus fueros y le habla a cuanto priísta conoce para suplicarle que se integre al PRI de Gustavo Rico de Saro, quien anticipábamos, sólo es un títere de Everardo. De ese tamaño es la desesperación de quien en sus mejores tiempos se sintió merecedor de ser Gobernador de Tamaulipas y hoy enfrenta a la justicia de los Estados Unidos y, reitero, anda operando y ofreciendo cargos en el PRI desde la clandestinidad.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.