¡Cuidado con la ansiedad! Identifica los síntomas a tiempo

Existen diferentes tipos de este trastorno y puedes padecer más de uno.

Redacción/Forbes

Ciudad de México.- Sentir ansiedad de vez en cuando es normal. No obstante, quienes padecen este trastorno con frecuencia sienten una preocupación intensa, excesiva y persistente, y son temerosas para todas las situaciones de la vida diaria.

A menudo, los trastornos se manifiestan con episodios de sentimientos repentinos que van de intensos al miedo o terror, y llegan a su máximo en solo unos minutos (ataques de pánico). Estas sensaciones interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar y desproporcionadas si las comparamos con el peligro real, y pueden durar por largo tiempo, según información de Mayo Clinic.

Los síntomas pueden comenzar durante la infancia o los años de la adolescencia y continuar cuando ya eres adulto, y hay diferentes tipos de trastornos de ansiedad, entre ellos generalizada, social (fobia social), fobias específicas, entre muchos otros.

A veces, esta condición es resultado de una afección médica que necesita tratamiento, sin importar el tipo de ansiedad que tengas. Los signos y síntomas frecuentes que debes tener en cuenta son:

Sensación de nerviosismo, agitación o tensión

Sentimiento de peligro próximo, pánico o fatalidad

Aumento en la frecuencia cardíaca

Respiración rápida (hiperventilación)

Sudoración

Temblores

Debilidad o cansancio

Problemas para concentrarse o pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual

Problemas para dormir

Problemas gastrointestinales

Problemas para controlar la preocupación

Necesidad de evitar cosas que provocan ansiedad

Si bien es cierto que existen diferentes tipos, cada uno con características únicas, los médicos de Mayo Clinic recomiendan que busques ayuda profesional en los siguientes casos:

Sientes que te estás preocupando demasiado y que esto interfiere en tu trabajo, tus relaciones y otros aspectos de tu vida

Tu miedo, tu preocupación o tu ansiedad te causan malestar y te resulta difícil controlarlos

Te sientes deprimido, tienes problemas con el consumo de alcohol o drogas, o tienes otros problemas de salud mental junto con ansiedad

Piensas que tu ansiedad podría estar vinculada a un problema de salud física

Tienes pensamientos o conductas suicidas (de ser así, procura tratamiento de urgencia inmediatamente)

Es posible que tus preocupaciones no se vayan por sí solas y que empeoren con el paso del tiempo si no buscas ayuda, por lo que los especialistas de Mayo Clinic recomiendan que visites a tu médico o a un profesional de salud mental antes de que tu ansiedad empeore.