Reporte Directo

Nombrar a ‘Canelo’ campeón franquicia no es sometimiento del CMB: Sulaimán

10 julio, 2019 - #Deportes

Juan Manuel Vázquez/La Jornada

Ciudad de México.- No es sometimiento al poder que ostenta Saúl Canelo Álvarez, sino pragmatismo. No es dejar que el boxeador mejor pagado en el mundo haga lo que quiera con su carrera, sino una postura con visión. Nombrarlo campeón franquicia del Consejo Mundial de Boxeo representa darle flexibilidad de elección a una figura internacional del deporte. De este modo, Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, explica el origen de esa designación que considera novedosa y favorable para este negocio, pero que para otros resulta confusa y condescendiente.

A finales de junio, el organismo nombró al Canelo campeón franquicia, categoría inexistente hasta ese día, que le exime de cumplir con peleas obligatorias según las clasificaciones y con fechas perentorias. En su lugar, puede pelear cuando crea conveniente, en la división de peso que elija y con el rival que prefiera.

Al nombrarlo de esta forma, Canelo dejó vacante el cinturón absoluto en peso medio por el CMB y su lugar lo ocupa desde entonces el peleador estadunidense, Jermall Charlo, quien era monarca interino. Movimientos y reformulaciones que para el titular del CMB exige la carrera de un boxeador que mueve a la industria del boxeo-espectáculo.

Si se tiene a un campeón que mueve a la industria del boxeo, explica Sulaimán; que pelea en distintas divisiones y está dispuesto a enfrentar a quien sea, y con un contrato comercial y obligaciones por cumplir, lo que estamos haciendo entonces es otorgarle la dimensión que merece el boxeador.

Sulaimán explicó que no fue improvisada la nueva categoría.

La idea –asegura– hacía tiempo que la analizaban y es un recurso para no repetir conflictos como los que alguna vez tuvo el CMB con Muhammad Ali, Mike Tyson, Julio César Chávez y Óscar de la Hoya.

En mayo de 2016, Canelo renunció justo a este título en peso mediano, pues de acuerdo con las reglas regulares, el CMB le exigía enfrentar al campeón interino, el kazajo Gennady Golovkin. El pelirrojo respondió molesto y desafió al organismo, al decirle que nadie podía imponer fechas límites para tomar decisiones en su carrera. Así abandonó el cinturón y durante algunos años se distanció de la institución verde y oro. Este nombramiento de campeón franquicia evitaría estos conflictos.

“Canelo representará al CMB como campeón franquicia en todas sus peleas y nosotros lo respaldamos con nuestra plataforma, reglas, código de comportamiento y control antidopaje; sólo se le permite que pueda pelear con quien sea y en cualquier división y cuando sea conveniente”, agrega Sulaimán tras la inauguración de objetos e imágenes históricos del CMB en la galería de Banca Afirme, en Plaza de la República 26, frente al Monumento a la Revolución.

Los rivales que enfrente Caneloserán los que decida con la promotora que lo representa, Golden Boy, pero deberán contar con el aval del CMB, precisó Sulaimán.

(En caso de que el rival no esté a la altura) Sí, podemos no aceptarlo; es una posibilidad, pero no me gusta especular sobre escenarios que no se han presentado, concluyó el titular del CMB.

Mientras tanto, la Federación Internacional de Boxeo (FIB), otro organismo que lo reconoce como campeón en peso medio (el otro es la Asociación Mundial de Boxeo, AMB), emplazó a Canelo para que defienda el cinturón. Según sus reglas, el tapatío debe enfrentar al ucraniano Sergiy Derevyanchenko, y este combate debe quedar definido antes del 23 de julio. De no ser así, ordenaría el combate entre el ucraniano y Gennady Golovkin.

El panorama resulta confuso de este modo, pues Canelo pretendía terminar el 2019 con los cuatro cinturones de la división mediana, pero al ceder el suyo a Jermall Charlo, y ante la presión para pelear con un rival que no estaba en su radar, el propósito parece muy distante.