Disfruta tu Rosca de Reyes sin culpa, recomienda una nutrióloga

Conoce los aspectos nutritivos del postre favorito esta temporada.

Redacción/Forbes

Ciudad de México.- Si eres de los millones de mexicanos que durante los primeros días de enero disfrutan de la Rosca de Reyes en compañía de familiares y seres queridos, te compartimos información sobre los elementos positivos de esta delicia, además de la opinión de una nutrióloga, para que tomes en cuenta ambas caras de la moneda. Aunque recetas se han ido desarrollando con el tiempo y adaptando según los gustos y las regiones, es posible identificar ingredientes que, además de aportar un sabor especial, ofrecen nutrientes y beneficios para la salud.

“Algo que siempre digo a mis pacientes es que pueden consumir los alimentos tradicionales de esta temporada, con moderación y sobre todo si han cuidado su alimentación a lo largo del año. La gente debe entender que no va a perder peso por comer una ensalada un día. De igual forma, no va a engordar por comer postre un día. El secreto está en mantener un estilo de vida saludable de forma constante para permitirse este tipo de alimentos de manera ocasional sin mayor preocupación”, comenta la doctora Dalia Vélez Leija, licenciada en Nutrición e integrante de la red Doctoralia.

El ingrediente principal de la Rosca de Reyes es la harina de trigo, y por disposición oficial en México, está fortificada con hierro, ácido fólico, zinc, tiamina, riboflavina y niacina, de acuerdo con información de la Cofepris. Estudios demuestran que esta medida ayuda a disminuir la prevalencia de anemia entre la población mexicana. Además, en la mayoría de los casos la Rosca de Reyes contiene higo, fruta rica en fibra y antioxidantes que ha sido utilizada en la medicina tradicional para tratar problemas gástricos, cáncer, enfermedades respiratorias, inflamación, hipoglicemia e infecciones microbianas.

“La harina de trigo, si bien debe consumirse en moderación, y de preferencia integral, es un alimento rico en energía. Por su parte, el huevo es un producto barato que aporta proteína y que no se debe omitir por completo de una dieta”, agrega la nutrióloga.

A su vez, la leche y la mantequilla son productos lácteos ricos en calcio, potasio y magnesio, los cuales contribuyen a la salud dental y del esqueleto. La mantequilla en particular contiene vitaminas A, E y K, así como grasas saturadas que el cuerpo requiere para la fabricación de hormonas y el buen funcionamiento de la tiroides.

“En conclusión, cualquier persona puede consumir Rosca de Reyes en moderación, de preferencia sin combinarla con alimentos ricos en hidratos de carbono simple, como atoles, chocolate y tamales. Pueden consumirla de manera equilibrada sobre todo si llevan una dieta sana a lo largo del año”, concluye la nutrióloga Vélez Leija.

Video del Día