Ejército israelí se exime del ataque en playa de Gaza en 2014

(AFP) – Israel.- Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informó que ningún cargo será levantado contra los soldados involucrados en un ataque en el que murieron cuatro niños palestinos que jugaban fútbol en una playa de Gaza, en julio de 2014.

La decisión anunciada por la oficina del juez de las FDI da por cerrado el caso, considerado uno de los más lamentables incidentes ocurridos durante la guerra de 50 días entre Israel y militantes palestinos en la Franja de Gaza en el verano del año pasado.

La investigación militar “limpió de maldad” a los soldados, afirmando que éstos dispararon por error al confundir a los menores palestinos con militantes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) que supuestamente se preparaban para atacar a las fuerzas israelíes.

El bombardeo tuvo lugar el 16 de julio de 2014 en una zona de playa abierta de Gaza donde niños jugaban fútbol, y debido a que varios periodistas se encontraban en el área en ese momento, el ataque fue capturado por cámaras.

Las fotografías de las víctimas, que se volvieron rápidamente virales en internet, suscitaron fuertes condenas debido a que parecía no haber ninguna explicación razonable para que los soldados dispararan contra una zona de la playa casi vacía donde jugaban los cuatro palestinos.

Debido a las circunstancias, el ejército israelí abrió una investigación penal en septiembre, sólo unas semanas después de que terminó la guerra en la Franja de Gaza, de acuerdo con reportes del periódico local The Jerusalem Post.

El cuarto informe de las FDI sobre el curso de sus investigaciones sobre alegaciones sobre crímenes de guerra aborda el caso de manera diferente, citando el testimonio del personal militar y de habitantes de Gaza.

Según el reporte, los cuatro menores de edad entraron inesperadamente en un área conocida por el ejército israelí como lugar de operación del comando naval de Hamás y que ya había lanzado ataques previos en esa zona, incluso un día antes del incidente en cuestión.

El 16 de julio, el servicio de inteligencia de las FDI informó que comandos navales de Hamás estaban entrando en la zona para preparar un ataque contra el ejército israelí y la aviación ubicó a personas no identificadas en la playa cerca del punto atacado un día antes.

“En ningún momento las FDI pudieron identificar que las personas en la playa eran niños”, sostuvo el informe, así que los comandantes autorizaron un ataque “basado en el supuesto de que no había civiles en la zona y que eran comandos de Hamás”.

Después del ataque aéreo, otras personas comenzaron a correr para salir de la zona y un avión de las FDI disparó un segundo misil contra ellos, alcanzándolos tras haber salido de la instalación, precisa el informe.

Video del Día