El director de Pemex explicó porque “quitar” la Reforma Energética dañaría la empresa

Imagen en Dinero/Redacción

Ciudad de México.- Revertir la Reforma Energética y quitar a Pemex las herramientas con las que ahora cuenta, podría afectar de manera significativa su desarrollo; la realización de proyectos; e incluso su capacidad de inversión, advirtió José Antonio González Anaya, director de ese organismo.

Al participar en el Foro Oil & Gas de Siemens, aseguró que la petrolera no cuenta con los recursos para llevar a cabo trabajos como la exploración y extracción en aguas profundas y otros segmentos de la cadena de valor. Por ello, ha sido necesario concretar alianzas.

Cuestionado respecto a las elecciones presidenciales de 2018, dijo que los avances del sector han generado una buena reacción del exterior hacia el país y hacia Pemex.

Pero cambiar la estrategia actual podría generar desconfianza, principalmente en los mercados financieros, que podrían negar los recursos que requiere Pemex para cumplir con sus obligaciones, advirtió el funcionario.

“La Reforma Energética es un cambio constitucional y esos cambios son difíciles, requieren un montón de consenso. Se intentó varias veces y no se pudo hasta que se lograron los consensos.

Esto quiere decir que deshacer los cambios legislativos y constitucionales se antoja difícil, poco probable. Se necesitarían las dos terceras partes de ambas cámaras, más los (congresos) de los estados”, explicó.

Al respecto el titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, afirmó que si alguien quisiera hacer a un lado los acuerdos y contratos ya establecidos podría poner a México en litigios internacionales.

“Son contratos de largo plazo, sustentados por el Estado de derecho. No pueden romperse de manera arbitraria. Eso llevaría el tema a arbitrajes incluso internacionales. Están garantizados por la Constitución mexicana, por las leyes del país y por las reglas de los contratos.”

Sostuvo que quien quiera cambiar la Reforma Energética va a tener que cambiar la constitución, y tendrá que enfrentarse a la realidad económica del país, pues estará regresando a un modelo que ya nadie practica en el mundo.

“Se van a enfrentar primero con una realidad de un blindaje constitucional. Los contratos vigentes bajo reglas que se tienen que cumplir, pero sobre todo porque no puedes regresar a endeudar al Estado para que sea el único inversionista en la cadena de valor de la energía”.

INVERSIONES

Coldwell, aseguró que la Reforma Energética ha comprometido inversiones por 77,805 millones de dólares, de los cuales 73% son por la exploración y extracción de hidrocarburos.

También destacó los proyectos de gasoductos, sísmica y electricidad, no obstante, al cierre de este año, la cifra podría llegar a 100,000 millones de dólares por las Ronda 2 y la tercera subasta eléctrica.

Sobre el tema representantes de petroleras privadas reconocieron la necesidad de garantizar que la visión de desarrollo vaya más allá de una administración sexenal.

TRANSPARENCIA

En tanto, González Anaya también mencionó que es importante evitar actos de corrupción para no afectar las alianzas con empresas privadas en el futuro, y evitar cualquier tipo de incertidumbre en las negociaciones y futuros desarrollos.

“Pemex es y debe mantenerse como una empresa que cumple con todos estos requisitos y queremos ser una empresa transparente y competitiva”, remarcó.

 

Video del Día