El litigio de Ceniceros

 

Con todo lo que implica pero en un marco de respeto y de común acuerdo con los padres de familia de la escuela secundaria técnica 54 que se localiza en la colonia Libertad al norte de Ciudad Victoria, elementos desarmados, sin el equipo propio de la policía estatal, aplicaron los indicios de un programa piloto, con el que buscan obtener pruebas y resultados.

De esa manera las autoridades policiacas y educativas pretenden inhibir a los estudiantes del uso de alguna arma que ponga en riesgo la integridad de los demás estudiantes. Según la explicación del delegado regional de la policía estatal preventiva Eusebio Rosado, se pretende que en los planteles educativos  sean los padres de familia quienes marquen la pauta para proseguir con este tipo de programas.

La idea es involucrar a los padres de familia en acciones que dicen relación con las problemáticas de los adolecentes, que en parte son el resultado del fenómeno social de la inseguridad propio de esta y otras entidades del norte del país.

El programa pareciera agresivo e invasivo para con los estudiantes de educación secundaria y media superior, ya que también se practicaron revisiones en planteles con nivel de preparatoria. Pero se trata de acciones que buscan recuperar la tranquilidad de los padres de familia y el desarrollo armónico en las escuelas donde estudian los adolecentes victorenses.

Al parecer el programa también se aplicará en otras ciudades tamaulipecos por lo ´pronto la capital del estado volvió a ser el sitio del ensayo de programas oficiales, cuya finalidad es aceptable. Sin embargo, habrá que estar atentos para que este tipo de acciones y programas no pierdan su esencia.

La tarea se antoja titánica, sobre todo porque se estima que en los planteles de educación secundaria de la entidad hay una curricula del orden de los 180 mil alumnos, sin considerar las escuelas de bachillerato, donde también los padres de familia y los profesores están de acuerdo en esas revisiones aleatorias.

En otro orden, a más de siete años de haber iniciado los servicios médicos en el hospital regional de alta especialidad, el centro hospitalario ha mostrado capacidad para dar cobertura a las demandas de atención  que demandan tanto pacientes como instituciones subrogadas como el IMSS y el ISSSTE.

Aunque la carga de trabajo se ha incrementado en menos de 10 años en que el hospital de alta especialidad inició la prestación de servicio, donde en efecto hay déficit de personal, también es cierto que sus directivos han hecho lo propio para que el plantel funcione, pero sobre todo hace accesible los servicios.

Mención aparte requiere el juicio de amparo que anunció el exlegislador y ex dirigente del partido del Trabajo Alejandro Ceniceros Martínez, quien ayer se presentó en el Congreso tamaulipeco para solicitar el expediente que contiene el dictamen y la validación del nombramiento de Jorge Espino como titular de la Auditoria Superior del Estado.

Ceniceros está en contra de la designación de Espino como titular de la ASE, argumenta que no tiene el perfil ni la capacidad para estar al frente de esa dependencia. Y por lo mismo adelantó que promoverá un juicio de amparo ante la justicia federal. Y de paso criticó a los partidos que se sumaron a la designación del nuevo auditor. Hubo apuestas cruzadas entre los reporteros de la fuente de que solo son intentos para hacerse notar.

Por su parte el gobernador fronterizo de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca tomo la protesta a Jorge Villafranca Jasso como nuevo presidente de la asociación ganadera de Soto La Marina. Al acto asistió un nutrido grupo de productores pecuarios del centro de la entidad.

Video del Día