Empieza a morir el ganado por la sequía

Erik Huerta/Reporte Directo 

Altamira, Tamaulipas.- Derivado a la sequía que se ha registrado en este año, las cabezas de ganado empiezan a perecer. Hasta el momento se tiene conocimiento de 12 muertes, dijo el ganadero y comisariado del ejido La Gloria, José Luis Padrón Chavarría, quién manifiesta que el peso corporal de las reses ha disminuido hasta en un 40 por ciento por falta de alimento. 

Refirió que, a falta de pasto, los animales no se pueden alimentar bien, lo que hace difícil para el productor, pues aumenta el costo de manutención al tener que adquirir pasto, melaza y nutrientes. 

“En condiciones normales de pasto los animales llegan a pesar hasta 650 kilos y ahorita vemos que sólo llegan a los 400 kilos, en ocasiones más delgados, y llegan a pesar los 340 kilos”, apuntó. 

Para sostener el ganado, los productores se han visto en la necesidad de vender algunas cabezas, recurso que les serviría para alimentar las reses que les quedan, “pero se está vendiendo muy barato, porque las condiciones corporales no son buenas. Y para condición de consumo humano, no está en condiciones porque es ganado flaco”. 

Refirió el el kilogramo de ganado pie y gordo se comercializan entre los 32 y 30 pesos, mientras que el ganado flaco o “chilero” se comercializa en los 26 pesos o menos el kilogramo. 

Refirió que en el ejido Amalia Solórzano es donde se tiene el registro de las muertes de ganado, “tenemos entendido que ya van 12 muertes de ganado por falta de alimento”. 

Padrón Chavarría indicó que en la zona rural de Altamira se crían unas 7 mil cabezas de ganado; de continuar el estiaje, la situación podría ponerse difícil para los productores.