Fueron mejores

Los Miserables

Leobardo Sánchez Tovar

Fueron mejores

Ayer el PRI superó por mucho, a los demás partidos políticos con un triunfo arrollador, que no se veía desde el 2009, obviamente después vendrá el análisis de lo que realmente pasó, pero por lo pronto, me parece que en Tamaulipas no le podemos regatear esa presea al matamorense RAFAEL GONZÁLEZ BENAVIDES.

Francamente yo veía escenarios diferentes, al menos en los dos municipios más grandes que están en poder del PAN, y se entiende que en esos territorios, ambos alcaldes apostarían sus futuros en ese ejercicio; prácticamente dependían de los resultados.

Fue una jornada complicada no solo para NORMA LETICIA SALAZAR VÁZQUEZ y para CARLOS CANTUROSAS VILLARREAL, porque también estaban bajo presión otros políticos como el senador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

Aunque de manera general, creo que el PAN en Tamaulipas estaba obligado a ganar, y no por el deseo irracional de ganar por ganar, sino porque ya tenía 6 diputados de mayoría que en la pasada elección federal del 2012, habían ganado.

Esto suponía un trabajo desarrollado durante 3 años en favor de la gente; en beneficio de las necesidades de los tamaulipecos; con iniciativas y propuestas para enriquecer la vida económica y social.

No se reflejó el trabajo encabezado desde el Congreso de la Unión, por parte de los diputados: MARCELINA ORTA CORONADO, GERMÁN PACHECO DÍAZ, JOSÉ ALEJANDRO LLANAS ALBA, GLAFIRO SALINAS MENDIOLA, CARLOS ALBERTO GARCÍA GONZÁLEZ y HUMBERTO PRIETO HERRERA.

Con esta sorprendente victoria del PRI, termina una historia de triunfos de Acción Nacional, que habían encarrilado a este partido, hacia una meta que para ellos, parecía cosa sencilla: la sucesión del 2016.

El mapeo político que hoy tenemos en frente, permite no sólo adjudicar este bondadoso triunfo al presidente del Revolucionario en Tamaulipas; en este barco también va el gobernador EGIDIO TORRE CANTÚ y la figura presidencial de ENRIQUE PEÑA NIETO.

Se vislumbra en Tamaulipas a un PRI vigorizado, que ha cumplido las expectativas nacionales, que le permitirán al ejecutivo continuar su proyecto reformador.

Del otro lado, se ve debilitados a los 9 partidos que en esta ocasión participaron la elección; tres de ellos con debut y sin despedida, al menos para MORENA, que fue la revelación de un crecimiento esperado, y que al primero que perjudicaría sería al PRD, por supuesto en otros estados.

La hegemonía que hoy exhibe el Revolucionario Institucional en la entidad, le alejan por el momento, de la amenaza de despojo de la gubernatura dentro de un año.

Los únicos focos rojos que prendió el PRI fueron los de su color que predominó el domingo poco después del cierre de las casillas, cuando vistió los portales de noticias con su logotipo a ocho columnas; sería hasta ocioso no destacarlo.

Este acierto priista, fue desplegado desde su cuarto de guerra en la ciudad de México, donde puso en marcha una herramienta tecnológica para movilizar a los 9.5 millones de militantes en el país.

A través de ese sistema, conocido como el ADN priista, ARTUTO HUICOCHEA, el coordinador de la estrategia, puso a prueba al propio partido, para ubicar domicilio por domicilio, a los votantes del PRI y no solo eso, sino estar en contacto con ellos hasta la fecha programada.

A través del también llamado “Movilización 2.0 del PRI”, se establecieron los lineamientos para geo referenciar a las 68 mil seccionales electorales con las que cuenta el país.

Esto le permitió al PRI, ser asertivo en sus campañas políticas porque tenían además, la información que les brindó un plus al momento de la oferta política, y poder establecer por ejemplo, cuantas personas desempleadas había en determinado sector del país, con su grado de escolaridad, cuántos tenían internet, y así por el estilo.

Esto le permitió saber antes de la elección, cuántas de las 68 mil seccionales electorales ya estaban ganadas, y también, cuántas le resultarían difícil ganar.

Esta información que se manejó a nivel del War Room, se compartió con los 300 candidatos a diputados federales, porque de eso se trataba, de que supieran en qué condiciones llegaban a pedir el voto.

HUICOCHEA, hace una reflexión en torno a la estrategia que se usó el domingo pasado: “Si ya los invitaste a las ocho de la mañana a ir a votar es de cortesía darles algo de desayunar”.

Hoy no existe más ese PRI acorralado entre las cuerdas por los descréditos de la corrupción y la impunidad, al que le bastó un golpe certero para ponerse a salvo del acoso social.

Lo único que veo es que fueron mejores.

leosanchezto@gmail.com

Video del Día