Gobierno deberá reforzar y ampliar seguridad durante los comicios del 1 de Julio

José Gregorio Aguilar/Reporte Directo

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Iglesia Católica manifestó su preocupación ante la crisis de inseguridad  que se vive en el actual proceso electoral en donde la violencia ha impactado también a los actores políticos,  por la cual es necesario que las autoridades refuercen la seguridad el 1 de Julio cuando se celebren las elecciones, afirmó Omar Sotelo.

El Director del  Centro Católico Multimedial, explicó que la población civil siempre será vulnerable ante cualquier episodio de violencia que se presente, razón por la cual, se tendrá que ampliar la presencia de militares y policías que cuiden la elección.

“En una situación tan conflictiva tan llena de grandes  baches de corrupción, y llena de irregularidades las fuerzas públicas militares deben ser reforzadas que no tendría por qué ser así  porque el ejército está para cubrir otras necesidades las policías para dar seguridad a la sociedad no para responder de manera inmediata a ese tipo de situaciones no son un salvavidas ante situaciones violentas no tendría que ser así”.

El Padre Sotelo fue entrevistado después del asesinato de un candidato a diputado federal del PRI en el estado de Coahuila y del ataque a las oficinas del Partido Acción Nacional en Victoria, lo que de alguna forma enrarece el clima electoral que está en desarrollo.

Subrayó que no es lo deseable ni tampoco es la función principal del personal   castrense ocuparse de   este tipo de actividades, sin embargo los alarmantes hechos de inseguridad pública que se siguen presentando en todo el país hacen necesario que la milicia y el resto de las policías estén al pendiente de cualquier incidencia que se pudiera presentar previo y durante la jornada de votación.

“Tanto el ejército como las policías tienen funciones muy especificas que no tienen que reaccionar ante situaciones de ingobernabilidad como las que muchas veces se está viviendo en los estados, entonces lamentablemente la situación en la que vivimos se presta a que las autoridades ejerzan este tipo de actividades que no es lo normal que no se pediría,  que no tendría que ser la forma en cómo se tendría que ejecutar el servicio de este tipo de situaciones”.