Hasta la alfombra se llevaron

Aun cuando el año electoral inicia formalmente el próximo 8 de septiembre, los dirigentes de los partidos políticos de esta entidad dan muestra de que para ellos ya está en marcha ese ciclo electoral. Quizá por ese motivo tanto el PRI a través de su dirigente estatal Sergio Guajardo Maldonado, revelo que un comité técnico de ese instituto político, está atento al desempeño del gobernador panista Francisco García Cabeza de Vaca.
Ya que presuntamente la actual administración, habría inejercicio durante el año anterior un monto del orden de los 5 mil millones de pesos. En su respuesta a una de las preguntas planteadas durante la rueda d prensa de los lunes, en la que también aseguro que los supuestos 5 mil despedidos por la presente administración, son un indicativo del regreso del ese partido al poder.
El dirigente priísta en su malestar por la pregunta pero además por el reto que tiene enfrente, remató. Que primero arreglen los sanitarios de las escuelas antes de pintar de azul las bardas. Como sí los planteles escolares se hubieran construido en el penúltimo año escolar. Ya que el mal, como dijo Doña Josefina, viene de atrás.
Lo cierto es que la temática no estaba en su agenda de ese día, sino porque uno de los comunicadores lo increpo al respecto y fue como entró al ruedo el dirigente partidista.
Asimismo, aunque de entrada, en la fase de las preguntas y respuestas dio la impresión que de dejaría la deriva al ex gobernador priísta Eugenio Hernández Flores, reviró a tiempo, quizá recordó que en la mesa principal estaba Susana Hernández Flores hermana del ex gobernante.
Y lo más probable es que así fue, porque al final de su comentario, dijo, habrá que esperar lo que diga la justicia. Hasta que el Juez no diga lo contrario. Así como pronuncio la expresión, pareciera una inclusión de lo mismo.
Porque al inicio indicó; “le deseamos suerte a nuestro ex gobernador “ y al final de la misma oración, puntualizó; hasta que el juez no diga lo contrario. Lo cierto, es que el dirigente priísta se ha mostrado débil y temerario.
Ya metidos en el tema de Hernández Flores, la tarde del lunes, la Diputación Permanente que preside el Diputado panista Carlos González García, quien este miércoles presenta su informe en su natal Matamoros, dio entrada a una iniciativa para refinanciar la deuda adquirida entre el 2009 y el 2010, superior a los 10 mil millones de pesos.
Según algunas líneas de la exposiciones de motivos de la iniciativa, que apenas llego a la diputación permanente y que por lo mismo no ha sido analizada, se pretende obtener un ahorro de 1,500 millones de pesos al final de esta administración, pues el estimado es de generar 30 millones cada mes, en caso de que se aprobará la solicitud del actual gobernador.
Con esta medida se aplazarían los créditos heredados por los últimos dos gobiernos priístas de Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre Cantú. Y de vencer en el 2020 se aplazarían al 2025. Que fue una de las propuestas del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca desde el inicio de su gobierno.
Lo que implicaría liberar el Impuesto Sobre Nómina que figura como garantía para el pago de los 7 de los 12 créditos, con la respectiva modificación de la fuente de pago, hasta el 25 por ciento por las participaciones del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).
De entrada hay indicios de que es una medida inteligente para no endeudar más al Estado. Pues pareciera que lo que se pretende es tener liquidez. Lo que aún se desconoce pero que debe estar en el contenido de la iniciativa, es en que se aplicaría el ahorro de los 30 millones de pesos mensuales. Lo cierto, es que los anteriores ex gobernadores al parecer hasta la alfombra se llevaron.

Video del Día