La oveja descarriada…

Siempre tuvo dinero y aunque no era de lo más nice vivía bien, le alcanzó para que sus hijos fueran a buenos colegios, por desgracia, aunque no se si para su vergüenza, dos le salieron buenos para nada y mejores para rasguñar el presupuesto público.

Exitoso en la política, ex funcionario estatal de muy alto nivel, Diputado local y federal, Alcalde de un municipio fronterizo y hoy mismo está bien, como se dice en el argot popular, con Dios y con el diablo, con su partido y con los de enfrente.

Tiene, o tuvo ya ni lo sé, empresas en la región de San Fernando mismas que regateaban hasta las multas impuestas por la Profepa, ya ni se diga de salarios o beneficios para los trabajadores.

También sabe, y bien que lo sabe porque es un político que en un tiempo fue muy cercano a Dios, que ha pecado muchas veces de palabra, otras más por obra y, de un año para acá, más por omisión, por permitir a sus allegados despacharse con la cuchara grande, por consentir a sus hijos meter mano en el presupuesto municipal o en los asuntos del poder que les reditúan dinero.

Seguro sabe, bien que sabe usted, de quien le hablamos, así que ni para que mencionarle nombres, además son personajes muy sentidos, muy dados a darse por ofendidos, a él y a su familia solo les gusta que los dibujen como si fueran santos aunque, en el caso del alcalde, no haya sabido ni desempeñar bien ni su papel de monaguillo, así que le debemos el nombre, además, a lo que vamos es a expresarle lo que viene en los siguientes días.

El caso es que el ahora alcalde prometió no buscar la reelección y de paso ordenó a uno de sus cercanos investigar al par de mozalbetes en que se convirtieron sus vástagos, la idea es buscar a ciencia cierta con cuánto se pudieron haber quedado para obligarlos a regresar esa parte de la fortuna a la hacienda pública, sobre todo de la comprobable.

La acción, aunque no lo crea, obedece más al arrepentimiento del presidente municipal que a las ganas de proteger a su familia y allegados, cierto es que no se duda que lleve ese doble propósito pero también es una realidad que le duele más lo que ya se dice en todo el pueblo de su persona y su familia que el dinero.

Según un amigo muy cercano al alcalde en mención otra de las acciones que realizará en los próximos días será llamar al equipo cercano y a sus asesores, de paso también le puedo afirmar son de lo mejor pagados en Tamaulipas, lo hará para leerles la cartilla, les expondrá cada uno de los pecados donde han dejado huella, dará un plazo para que resuelvan la forma de justificar o corregir los mismos, para que justifiquen su tráfico de influencias o saqueos que han hecho con prestanombres o bien para que devuelvan recursos y los destinen a donde debieron parar desde un principio.

Dicen, y quien lo menciona es como si escucháramos al propio alcalde, que después de un mes el edil denunciará a quien no pueda cubrirse las espaldas, si bien es un acto de defensa propia porque no quiere verse envuelto en problemas legales ni que se le siga desprestigiando, también lo hace para limpiar la política de su municipio, para que ya no existan tantos ladrones.

Sin que se pueda confirmar, hay quien afirma el arrepentimiento del presidente municipal puede obedecer a un jalón de orejas y la advertencia que se le lanzó desde lo alto del poder vía el Congreso del Estado, le insisto, eso no lo sé.

En lo que usted y yo tenemos razón es en que lo mismo deberían hacer la mayoría de los 43 presidentes municipales en Tamaulipas, arrepentirse y regresar lo que hayan tomado indebidamente, lo que se han robado, pero no creo que exista tanta belleza por lo tanto ni sueñe que habrá otro alcalde redimido.

Por lo pronto hay que festinar que la oveja descarriada ha vuelto al rebaño, lo hace realmente arrepentido y la prueba más clara de ello es que devolverá dinero a la hacienda pública, también que obligará a sus colaboradores cercanos, sobre todo los que pomposamente se llaman asesores, a que hagan lo propio o se protejan y no le metan en problemas legales, es un hecho despedirá a algunos, a los que de plano no tuvieron ni tantita pena para saquear al municipio, apunte la fecha para la historia de Tamaulipas porque será memorable al grado que a partir de este año bien se podría llamar El Día del Político Arrepentido de Robar, es, para que lo sepa, un 28 de diciembre, el mero Día de los Inocentes…

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com