Labor de convencimiento

Finalmente, a partir del ocho de marzo, mil 300 capacitadores-asistentes electorales del INE empezarán a invitar a ser funcionarios de casilla a 340 mil 137 tamaulipecos que resultaron insaculados en cada una de las nueve cabeceras distritales de este Instituto Nacional Electoral en Tamaulipas. La tarea que tienen encomendada no es fácil,  pero alguien la tiene que hacer. Es decir, no será nada fácil convencer a una población que no cree en políticos, en partidos y que hasta los organismos electorales les ha perdido la confianza, producto de los errores que se han  cometido en la designación de sus titulares, que como diría el representante del Partido Acción Nacional ante el Instituto Nacional Electoral LUIS TOMAS VANOYE CARMONA, están reprobados en geografía. Desde este jueves y, hasta el 30 de abril, además de visitarlos e invitarlos a ser funcionarios de casilla, se les brindará una primera capacitación sobre la labor a realizar el domingo uno de julio, cuando se realice la elección concurrente en esta entidad. Serán los hombres y mujeres que a nombre del INE, toda vez que sus titulares y consejeros no salen ni a que les dé el sol, tendrán que recorrer calles de ejidos, colonias y fraccionamientos. Soportar altas temperaturas y hasta correr el riesgo de enfermarse, producto del esfuerzo que implicará ir y venir a entregar la notificación y hacer del conocimiento a los tamaulipecos que resultaron insaculados. Por cierto, quienes representan a los partidos políticos, han hecho una puesta entre ellos, en la que se ve inmerso el presidente del INE EDUARDO TRUJILLO, algunos aducen que no conoce los 43 municipios de la entidad y otros que en lo que tiene en el cargo, no ha visitado ni la mitad y se ha mantenido en el confort de sus oficinas ¿Será? Diremos que de los 340 mil 137 ciudadanos, se requerirá de 39 mil que estarán al frente de por lo menos cuatro mil 609 casillas que se instalarán ese día en los 43 municipios de la entidad, además de contar con una cantidad similar como mínimo, para cubrir el ausentismo que llegara a registrarse el día de la elección. Sin embargo, la historia no nos deja mentir, toda vez que los que son elegidos como suplentes para cubrir vacantes, el día de la elección ni se paran a la casilla y tampoco están disponibles, lo que obliga a los funcionarios de casilla, a tomar de la gente que hace fila para emitir su voto y pedirles que hagan la labor de funcionario de mesa directiva, en la mayoría de las ocasiones con pleno desconocimiento. Eso lo saben y bien, los representantes de los partidos políticos acreditados ante los organismos electorales. Y es que, si bien en elecciones concurrentes, realizadas en otras partes del país, se ha registrado un ausentismo mayor al ocho por ciento de ciudadanos, es decir que después de aceptar y haber participado en la capacitación no van a cumplir con su compromiso el día de la contienda, lo que se pretende es que sea menor en Tamaulipas. Según las cuentas alegres del presidente del Instituto Nacional Electoral EDUARDO TRUJILLO, de los ciudadanos insaculados en cada una de las nueve cabeceras distritales del INE en Tamaulipas, 166 mil 694 son varones y 173 mil 443 mujeres, cuyo primer apellido empieza con la letra F, nacidos en febrero y meses posteriores. No obstante, lo que se le paso decir al titular del INE, es que los capacitadores-asistentes electorales del INE portarán sombrero de tela con las siglas del Instituto, además de un chaleco en color rosa, acreditación y una tabla de apoyo. Algo tan elemental, para que la gente sepa que atuendo llevarán los que verdaderamente sudarán la gota gorda a nombre de dicho Instituto. La idea del Instituto es de disponer de un listado de reserva que permita cubrir ausentismos que se llegaran a registrar el día de la elección y de ser posible que no se tome de la gente que hace fila para votar, algo que ha sido común en las últimas elecciones en Tamaulipas. Para poder insacular el 13 por ciento del listado nominal de electores (dos millones 572 mil 443), el INE tuvo que elegir no solamente de los nacidos en febrero, sino hasta el mes de enero del próximo año. Los verdaderos guerreros del INE ya están listos y desde el jueves irán a la batalla. Los que ya saben quién, esos se quedan en el confort de las oficinas. En fin. 

alfredoguevara0@gmail.com