Lágrimas …

CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Lágrimas …

Se ven 11 ataúdes, uno de ellos tiene a una mujer con un bebe de 8 meses de gestación sobre su vientre, un niño al que ni siquiera le dieron oportunidad de nacer, el resto son familiares cercanos, mamá, hermanos, hijos, algunos niños otros ya viejos, no respetaron ni canas ni la inocencia.

La escena es de ayer, de un pueblo llamado Coxcatlan, Puebla, los ataúdes están frente a la presidencia municipal donde se hizo la ceremonia en la que un sacerdote pidió justicia divina, “porque en esta tierra no hay a quien exigírsela, en México tienen que pasar tragedias de esa magnitud para que le hagan caso a los pobres, como los 43 de Ayotzinapa”.

Le repito, es Puebla, pero pudiera ser cualquiera de nuestros Estados de la República, cualquiera de nuestras ciudades y siguen siendo invisibles, apenas unos cuantos segundos en la tv y en notas perdidas, de esas que nadie pone atención, los periódicos tampoco se ocuparon mucho, ni las redes sociales.

Lo triste es que mientras en México se asesina a muchas personas inocentes (toda esa familia fue ejecutada presuntamente porque una de las mujeres fue violada y estaba advertida por un delincuente que no se podía casar con nadie y lo hizo) pocos o casi nadie levanta la voz, le repito, lo mismo puede ocurrir en Victoria, en otras ciudades de Tamaulipas, en cualquier ciudad de la República y poco se dice y es desde la clandestinidad, a veces con poca certeza o nomás para generar morbo.

Más triste todavía que el Presidente Enrique Peña Nieto, Senadores, Diputados Federales, los Congresos, artistas y deportistas de renombre en el país hasta lloren a moco tendido porque en Orlando, Florida, asesinan a 50 personas en un antro mientras de aquí no se enteran de nada.

Para allá si voltean, igual los medios de comunicación, para allá si tienen corresponsales, hasta enviados especiales y reportajes de funerales, en hospitales que les atienden, cómo va la situación de los mexicanos que sufrieron esa tragedia y etcétera, etcétera, para los nuestros no.

Ese es México, un país que se nos cae a pedazos porque, como dijo el sacerdote que ofició la misa de réquiem para los 12 asesinados de Coxcatlan, no hay quien pueda garantizar la seguridad, la aplicación de la justicia, porque todos preferimos ver muy lejos y sentir lo de muy lejos para no morir del dolor de nuestra gente o nomás porque no les conviene sentir nuestro dolor y pobreza.

Son tiempos de reflexión, tiempos de voltear hacia nosotros para exigirnos mayor solidaridad con el pueblo.

Si, también son tiempos de renovación, de ir observando los nuevos gobiernos que se avecinan para pedirles garantías mínimas de que combatirán el crimen y se hará de manera eficiente, hasta evitar nuestras tragedias, hasta lograr que regrese la paz y encaminarnos hacía la felicidad.

Hoy en todo el mundo hay lágrimas por una tragedia en Estados Unidos, nuestros muertos en Puebla, los 12 miembros de una sola familia, nadie los toma en cuenta, tampoco los que han caído en ningún Estado de la República.

Si, hoy también hay lágrimas porque nuestra sociedad se ha vuelto insensible y para acabarla de amolar nuestra gente poderosa, los ricos, los pudientes, prefieren llorar por los asesinados en Orlando o en Kenia que por los nuestros.

Tiene razón, si es una tragedia, también duele que el odio se apodere de las personas y nos matemos unos con otros, pero el problema nuestro es igual de serio que el que se vive en Estados Unidos o cualquier otra parte del mundo y con la enorme diferencia que acá muere gente que conocemos.

Todavía más, a lo que ocurre en México tampoco se le ve fin, menos a corto plazo porque el daño es en nuestros niños y jóvenes y nadie se ha metido a curar sus heridas.

Por eso hay lágrimas, porque parece tan natural la muerte de personas en México que ahora hasta nos da por llorar ante los asesinatos en otras partes del mundo en lugar de ocuparnos de lo nuestro.

En otras cosas… Con el apoyo y asesoría de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), un grupo de mujeres campesinas del municipio de Tula han llevado al éxito su modelo de producción de hortalizas, con exportaciones de sus productos a los Estados Unidos.

Ellas son “Las Adelitas”, como así se ha denominado el grupo conformado por señoras amas de casa del Ejido Guadalupe Victoria, quienes han consolidado su proyecto en base a su gran esfuerzo y trabajo en equipo, apoyados por estudiantes e investigadores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC) de la UAT.

Cebolla, pimiento morrón, repollo, acelgas, brócoli y otras verduras se producen en una superficie de siete hectáreas, en esta comunidad rural del altiplano tamaulipeco, como así lo destaca el profesor de la FIC-UAT y responsable del proyecto, el Doctor en Ciencias Agropecuarias, Héctor Rodríguez Rodríguez.

Al dar la bienvenida a estudiantes de diferentes Escuelas Primarias de Ciudad Victoria, que participaron en el ejercicio académico “Diputado por un Día 2016”, el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Ramiro Ramos Salinas, dijo que esta actividad representa una gran oportunidad para fomentar los valores entre la niñez, lo cual es en beneficio de Tamaulipas.

En el evento realizado en este Poder Legislativo, donde los 41 Diputados por un Día e igual número de suplentes, conocieron y desempeñaron las funciones de sus representantes a través de una sesión, Ramos Salinas, los exhortó a poner en práctica los valores cívicos, pues el respeto, trabajo en equipo, la honradez y disciplina, han hecho posible una mejor sociedad.

“Este evento representa una oportunidad para que se fortalezca el fomento de los valores cívicos que son de gran importancia en nuestra sociedad, así como los universales, como la democracia, la justicia e independencia que son los que dieron forma a todos los Congresos en México y Tamaulipas”, señaló.

Destacó que gracias a lo anterior, se logró desde este Congreso tamaulipeco, ofrecer una educación laica, gratuita y obligatoria a todos los niños y niñas del Estado, otorgando así un espacio para cada estudiante en las aulas de clases, lo cual contribuye en formar personas de bien para la entidad y México.

CENA De Negros la encuentra como fanpage en Facebook, nos puede seguir también en twitter @gatovaliente y le dejamos a sus órdenes, para lo que guste y mande, nuestro correo electrónico… marcovazquez20001@hotmail.com

Video del Día