Las tortugas de Maratines

La conservación de los ecosistemas es uno de los retos de Organismos No Gubernamentales y del estado mexicano en sus tres niveles de gobierno. Tarea en la que son los ciudadanos quienes han marcado el ritmo de recuperar el valor de la naturaleza.

Asimismo las administraciones públicas han incluido en sus agendas, los asuntos relacionados con la ecología, la conservación del ambiente, aún en circunstancias que pudieran no abonar a su conservación. Sobre todo porque todavía hay algunas prácticas primitivas, respecto a la importancia de los espacios que la naturaleza les ofrece a los seres humanos.

Y en ese sentido hay mucho por hacer tanto de la sociedad organizadas como a los entes gubernamentales, cuyas tareas en algunos casos se limitan al cumplimiento de las obligaciones. Y  en la perspectiva legislativa, siguen siendo limitada la emanación de leyes que promuevan una convivencia armónica de las persona con su entorno.

Por ese motivo es válida la campaña de limpieza que promueve la ONG denominada Conservación e Investigación de la Biodiversidad Conibio Global A.C, que dirige Jesús Ibarra Rodríguez. Organismo que desde el año anterior promueve una campaña de limpieza para romper el record guinnes, acto que tendrá lugar el próximo 29 de abril. Programa en el que también participa la secretaría de desarrollo urbano y ecología del gobierno estatal, cuyo titular es Gilberto Estrella.

Resulta interesante, porque es la región de La Pesca, donde se reproduce una de las tortugas en peligro de extinción, como es la Tortuga Lora, una especie que cruza el océano desde el Mar de los Sargazos en España, hasta las costas tamaulipecas donde desova.

Tan relevante y tal es el privilegio de los tamaulipecos, que la especie es monitoreada por organismos internacionales en las costas del Golfo de México, hasta el estado de Texas, y en ese territorio apenas su reproducción sirve para muestra, mientras que en los centros tortugeros de La Pesca y Tepehuajes de Soto La Marina y Aldama, son miles las tortugas que depositan su huevos en las respectivas playas.

Algunas de las teorías de biólogos y especialista en los anfibios, consideran que entre los factores que favorecen su reproducción en ambos sitios, se debe al tipo de arena, el clima, además de la cercanía de la sierra de esa región conocida como Maratines.

Una de las características de esta especie, según los investigadores extranjeros, regionales y nacionales que realizan trabajos de campo desde los años 60 del siglo anterior en las playas de referencia, aseguran que la nueva crías que nacen en La Pesca y Tepehuajes, hacen el mismo recorrido que sus padres.

Entre los experimentos que los especialistas han realizado destaca que algunas de las especies ha sido marcada con un chip para identificar si estas regresan a la misma playa a desovar, se ha confirmado que es  a las playas tamaulipecas a donde regresan.

Y que por lo mismo la hace vulnerable a ser presa de otras especies marinas depredadoras y es una de las explicaciones que hay en torno a sus riegos de extinción. Ya que aún cuando hay un programa de vigilancia, no hay una incidencia de ciudadanos que hayan sido sorprendidos con posesión de huevos de tortuga. Cada tortuga desova hasta cien huevos que deposita en un hoyo que hace sobre la arena.

Nada tiene lo anterior con las grillas de los dirigentes de empresas maquiladoras, que no conformes con la amenaza del magnate que gobierna Estados Unidos de llevar se la mínima inversión a su país. Con sus ríspidas movilizaciones mezquinas llevan a los obreros a prácticas añejas y reprobables. Lo mismo que la protestas sin sentido que tuvieron lugar en la secretaria de educación.

En terreno de la secretaría de salud, la flamante secretaria Lydia Madero García recomendó a la población no auto medicarse por el brote de gripas severas. Se cree desde finales del siglo anterior, que por el cambio climático y deficiencias alimenticias propias de esta época, pudieran abonar a este tipo de padecimientos.

Video del Día