¿Les queda la duda?

Finalmente SERGIO GUAJARDO MALDONADO dejó de ser delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Urbano y Territorial. En su lugar se queda su “tocayo” SERGIO VILLARREAL. Con ello se despejan las dudas y se reafirma que GUAJARDO MALDONADO va directo a la presidencia sustituta del Comité Directivo Estatal del PRI y responde a señalamientos hechos, directamente por LUIS ENRIQUE ARREOLA, quien le demando desligarse del cargo federal para estar en igualdad de condiciones de participación con el resto de quienes aspiran a ese cargo partidista. No lo dijo en esos términos, es obvio. A partir de este miércoles, SERGIO iniciará una serie de recorridos por los principales municipios de la entidad, en aras de reunirse con los consejeros del Partido que de antemano, ya le dieron su respaldo para registrarse y participar en la asamblea del Consejo Político Estatal, programado en este caso para el 26 de agosto. El aspirante adelantó algunos aspectos que contempla su proyecto de trabajo, en caso de ser electo presidente sustituto del CDE del PRI, entre éstos el de sumar al trabajo partidista a los jóvenes, en los que recaerá el trabajo no solo de las elecciones del próximo año, sino en las que se volverá a elegir gobernador del Estado. También contempla retomar la estrategia de difusión que hace algunos años implementó LUIS ENRIQUE RODRIGUEZ SANCHEZ “el pipo”, al encabezar una rueda de prensa los lunes, a efecto de dar a conocer las actividades que realiza el Partido y responder a cuestiones relacionadas con temas actuales de tinte político, electoral o de instancias de Gobierno. ¿Por qué se perdió esa práctica? Esa es una buena pregunta, diría PASCUAL RUIZ GARCÍA. Se trata de una estrategia que pocos partidos políticos la siguen, a sabiendas de que, además de ser “de a grapa”, les permite mantenerse activos en el escenario político-electoral. Tras la renuncia de “Checo” GUAJARDO, las cosas se empiezan a clarear, aunque él insiste en que no la tiene segura y que más que la dirigencia estatal, lo que realmente debe importar es la elección del 2018, en la que se tendrá que trabajar en unidad para recuperar los espacios perdidos, que son muchos. Ahora bien, llega a la delegación de la Sedatu SERGIO VILLARREAL BRICTSON, empresario, originario de Tampico, que por primera vez, recibe la oportunidad de trabajar en el servicio público. De entrada sabe que no será fácil, producto de todas las broncas que heredará en la Secretaría, sumándole la escases de recursos y lo que representa el cierre sexenal. Sin embargo, el “tocayo” de GUAJARDO MALDONADO trae todas las intenciones de sacar adelante la chamba, a través de un trabajo ordenado, con una administración efectiva, manteniendo una coordinación con el resto de las dependencias de los tres niveles de Gobierno pero sobre todo, muy cerca de la gente. Los retos son muchos y el tiempo es corto, de tal forma que lo más recomendable, es empezar a analizar los casos que están pendientes para ir encontrándole solución a cada uno de ellos. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Video del Día