Licitación de camiones de basura en Reynosa, ¡una farsa!

La licitación que realizó el Ayuntamiento de Reynosa, que preside Maki Ortiz Domínguez, para la adquisición de los famosos 23 camiones recolectores de basura en junio de 2017, los llamados “Palomos”, resultó una completa farsa, con dados cargados, y poniendo en entredicho el profesionalismo de los participantes y por supuesto, confirmando, la nula transparencia y deshonestidad del Ayuntamiento local, lo que ya es cuento viejo.

De las trece empresas participantes en el concurso, cinco firmaron bajo protesta, por estar inconformes con el desarrollo y conclusión de la licitación. Estas empresas son Grupo Hinux, S.A.; Ingeniería Metálica y Maquinaria Mexicana, S.A.; Comercial de Maquinaria, Camiones y Grúas, S.A.; Constructora DHAP, S.A.; y Automotive Truks, S.A.

¿Y sabe Usted cuál fue la trampa que motivó el enojo de los participantes en esta truqueada licitación? Que en las bases del concurso se les exigía a los participantes firmar una carta-compromiso para que quien ganará la licitación entregara los 23 camiones nuevos cinco días después de emitido el fallo de adjudicación, lo que es prácticamente imposible. ¿Por qué? Pues porque un camión de basura nadie, y reitero N A D I E, lo tiene en inventario, y menos 23 y muchos menos con equipo.

Quien gana una adjudicación de este tipo de bienes, debe conseguir los camiones, conseguir los accesorios, armarlos y ello lleva su tiempo, lo que por supuesto generó suspicacias y enojos por parte de los participantes. Y acusaron que la administración de Maki los hizo jugar en un reality show que tenía ganador desde antes de empezar. Tan fue una farsa el proceso que 4 de las empresas participantes en Reynosa son del mismo dueño.

Ejemplo de lo anterior es la denuncia pública realizada por la empresa Ingeniería Metálica y Maquinaria Mexicana, S.A., quien protestó porque los “invitaron a participar” y eso les costó recursos económicos importantes para que al final se dieran cuenta de que el proceso fue una farsa, fue tiempo perdido, fue un engaño de la administración municipal de la caja de cristal. Fue un “proceso amañado” desde el principio en donde ya se sabía quién ganaría, un proceso poco serio, para que ganaran dinero, y no poco, “ya sabe usted quienes”.

Lo mismo ocurrió en Ciudad Victoria, municipio gobernado por el priísta Oscar Almaraz Smer, en donde una de las siete empresas que respondió a la convocatoria nacional, que se realizó el 24 de noviembre de 2016, para comprar 25 camiones recolectores de basura por 33 millones de pesos, se quejó de que el proceso estuvo amañado. Empresarios que se dijeron engañados acusaron que el concurso se hizo de tal modo, que ganara “Remolques y Plataformas de Toluca, S.A. de C.V.”, tal y como finalmente ocurrió. Incluso, hay versiones que aseguran que este problema estuvo a punto de degenerar en violencia.

Lo verdaderamente coincidente es que ambas empresas, la que ganó en Reynosa, “Internacional de Carrocerías y Equipos S.A de C.V.” y la que ganó en Ciudad Victoria, “Remolques y Plataformas de Toluca, S.A. de C.V.”, son de los mismos propietarios: Jorge y Adán Flores, que hicieron el 1-2 en la capital de Tamaulipas y en Reynosa en un negocio que se asegura fue multimillonario para varios. ¿No le parece extraño?

¿Cómo? Se exigieron especificaciones tecnológicas en las unidades, que sólo cumplía “REPSA” pues, en caso de que alguno de los otros postores tratara de adaptar sus vehículos a los comentados requerimientos del Ayuntamiento Victorense, incurrirían en un delito penal por robo de patentes.

El caso es que en Reynosa la empresa ganadora de la licitación fue Internacional de Carrocerías y Equipos S.A de C.V., con domicilio en Benito Juárez Nte. 1001-303, en Metepec, en el Estado de México y con teléfonos (722) 280 2241 y (722) 280 2568 y con la siguiente página de internet: www.carroceriaseicsa.com

¿No le parecen sospechosistas los datos de la empresa? ¿No le parece sospechosista que esté ubicada en Metepec, en el Estado de México? A mí sí y mucho. El caso es que, en la referida empresa, de los dos números de teléfono uno no funciona y el otro no contesta, y la página de Internet simplemente no existe.

Adicionalmente, el acta de licitación no está firmada ni por la alcaldesa Maki Ortiz ni por la tesorera Esmeralda Chimal, lo que debe de investigarse si se hizo por omisión, por olvido o por estrategia.

Y no es que uno sea mal pensado. Dice un refrán popular que la burra no era arisca, que los palos la hicieron. Y han sido tantas transas, tantos abusos presupuestales con el dinero de los reynosenses, tantas pruebas de la deshonestidad de Maki, de Carlitos y de Carlotes, a quien ahora hasta de trata de personas y lenocinio lo han acusado, que es imposible no creerse de las acusaciones que pesan sobre ellos e historias que todos los días se tejen alrededor de la familia imperial de Reynosa.

Cosa sólo de que la Contraloría y la Auditoría Superior del Estado investiguen estas irregularidades para que confirmen el gran negocio que está siendo el Ayuntamiento de Reynosa para la familia Peña Ortiz y sus cómplices, en perjuicio de la ciudad y su gente. Lo que no descubre el agua lo descubre el tiempo. Ya lo veremos.

  1. 1. Parece, y en el ambiente huele, que a los tamaulipecos se les va a hacer justicia en poco tiempo. Y es que la administración del ex Gobernador Egidio Torre Cantú está siendo monitoreada con lupa para saber quiénes fueron los nuevos millonarios de ese sexenio y buscar los mecanismos legales que permitan que esos personajes que se sirvieron con el cucharón, regresen lo que abusivamente se llevaron del patrimonio de los contribuyentes.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

 

Video del Día