Los priistas invisibles

Hipódromo Político

Carlo G. Cortés G.

Después de la pasada elección del 5 de junio, hay priístas que de plano se volvieron de cristal, transparentes, invisibles. Nadie los ve aún y cuando en campaña eran más que estridentes en los discursos y radicales en la posición política. Bien dicen que los triunfos tienen muchos padres y madres mientras que las derrotas son huérfanas. Y si, por lo menos en Tamaulipas se está comprobando este añejo dicho popular.

Por ejemplo, hasta hoy no ha salido el Presidente del Comité Estatal del PRI, Rafael González Benavides, a decir esta boca es mía. No ha salido a dar una explicación a su militancia de que fue lo que ocurrió realmente durante la jornada electoral, que, según las encuestas que los tricolores presentaban, daban a su candidato a Gobernador una diferencia irreversible de 10 puntos, lo que en la realidad nunca se estuvo.

Rafael González Benavides debió haberse retirado a tiempo, después de la elección federal del año pasado y hubiera salido por la puerta grande, muy aplaudido y reconocido por el “8 de 8”, y cubierto de glorias. Sin embargo, algo le ganó, no sé si le ganó la ambición, no se si no lo dejaron ir esperando que repitiera el glorioso resultado o si lo dejaron previendo que el resultado iba a ser lo que fue, y que él, González Benavides, pagara los platos rotos.

¿Dónde estará Everardo Villarreal Salinas, el flamante Secretario de Operación Política del PRI de Tamaulipas? Es claro que Villarreal no operó absolutamente nada, ni conoce el estado ni la Ciudad, Reynosa, que asegura él gobernó. Ese espacio fue un desperdicio habérselo confiado a Everardo, a quien sacaron a fuerza del ostracismo político a que lo condenó el desconocimiento, la falta de compromisos con los ciudadanos, la deshonestidad manifiesta, sus serios problemas familiares y ahora judiciales con las autoridades de los Estados Unidos, quienes de entrada le retiraron la visa por cinco años.

Everardo, inmediatamente después de su “nombramiento”, se mandó a hacer unas camisas con el logo del PRI pero de tamaño mucho más grande de lo normal, como para que quienes se lo toparan en la calle vieran que a él ya lo habían regresado a los reflectores, gusto que insisto, no le duró más del tiempo que duró la campaña, aún y cuando él ya se veía despachando desde una cómoda oficina en Ciudad Victoria, lo que afortunadamente no ocurrió.

También, otro invisible del PRI es el Delegado del tricolor Fernando de las Fuentes Hernández, “El Diablito” a quien desde el día de las elecciones nomás no se le ha visto. ¿Qué le pasó? ¿Lo habrá reclamado de repente el Comité Ejecutivo Nacional que ni tiempo le dieron de despedirse? ¿O acaso el PPT lo habrá despedido del estado ante los terribles resultados de la elección?

Hay que recordar que en esta administración los delegados del CEN del PRI no han sido vistos con muy buenos ojos y sí por el contrario.

PD. 1. ¿Qué pasó con el “3 de 3”? ¿Por qué le quisieron ver la cara a los ciudadanos? ¿Pues qué no queremos la transparencia y la rendición de cuentas? ¿O es qué acaso les estorba a los legisladores? Por lo pronto la clase política ya se echó encima a la clase empresarial, lo que podría a generar en el futuro un choque de trenes. Nada más ayer se reunieron representantes de 36 mil empresarios en el Angel de la Independencia, en la capital del país, a protestar encabezados por Gustavo de Hoyos, Presidente Nacional de la COPARMEX.

PD. 2. A todos los papás en su día, sobre todo al mío, y a mi hermano Alejandro, les mando un fuerte abrazo deseando pasen el día rodeado de sus hijos y disfrutando de esta oportunidad que nos permita recordar lo padre que es ser padre… Felicidades!!!

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia

Video del Día