Magda Peraza: La respondona 

La alcaldesa de Tampico con licencia, y candidata a buscar la reelección, Magdalena Peraza Guerra, está desesperada, porque nada más no sube en las encuestas, ha perdido la credibilidad social, se ha distanciado de quienes históricamente fueron sus operadores políticos y aliados, y de los tampiqueños que le han perdido el respeto. El escenario político-electoral para la Peraza, pues, se ve triste, complicado, tan sombrío que bien pudiera decirse que esta campaña es el principio de su fin dentro de la vida pública y política. 

Pero lo más triste para la Peraza, es que pudiendo irse por la puerta grande como los toreros, rodeada de flores y loas, rabos y orejas, terminará saliendo por la puerta de atrás, derrotada por la aplanadora que representa para ella y para el partido tricolor la Coalición Por Tamaulipas al Frente, encabezada por Jesús Nader Nasrallah. Será para Magda el próximo primero de julio, su watergate, se enfrentará a su triste realidad y será derrotada escandalosamente en las urnas, porque la sociedad de Tampico se siente agraviada con los excesos de la maestra al gobernar. Tristemente, Magda, en menos de 5 años, dilapidó todo el capital político que consiguió a lo largo de su vida. Pero cuando la ambición, la sed de poder y la necesidad de sentirte que el suelo que pisas no te merece, pierdes la vertical y el sentido común y, entonces, empiezas a cometer errores , serios errores que, como en el caso de la Peraza, te conducen al repudio social. 

Y ha sido tan mala la suerte de Peraza Guerra que ya es vox populi que Alejandro Acevedo de la Garza, actual candidato del Partido Verde a la Presidencia Municipal de Tampico, su contrincante, a quien ella le tendió la mano cuando su situación económica francamente era desastrosa, la traicionó, aún y cuando Magda por él se enfrentó a todo su cabildo, panista, en su primera incursión en la presidencia municipal, para darle obras, aún y cuando su naturaleza priísta lo descalificaba de ser proveedor de ese ayuntamiento peracista. Además, la famosa foto en que Magda desnudó con la vista a una joven en la inauguración del torneo de tenis, esa foto que se volvió memorable y que hace a esa gráfica merecedora a un premio por la oportunidad del artista de la lente. Esa foto, confirmó lo que se ha venido rumorando desde hace muchos años y que hoy, gracias a la oportunidad de esa imagen, todos los tampiqueños lo confirman: sus preferencias “personales” que ya no son secreto a voces sino la confirmación de una perversidad personal con la cual gobierna Magdalena Peraza Guerra. 

Lo reitero, hoy, Alejandro Acevedo de la Garza, quien ayer fue su constructor consentido, hoy se convirtió en su descarado adversario. Y bien sabemos que Alejandro no va a llegar a la Presidencia Municipal, pero también estamos convencidos de que los votos que logre conseguir en estos 38 días que faltan para el proceso electoral, son votos que le va a quitar a Magdalena Peraza Guerra y nada más que a Magda. 

Asimismo, cuando llegó a la Presidencia Municipal de Tampico, Peraza Guerra debió haber retomado los proyectos que dejaron en proceso sus antecesores, como la construcción de los mercados municipales, el proyecto más importante del puerto en los últimos años y que debió concluirse a principios de este 2018, con varios meses de retraso, por cierto, responsabilidad exclusiva de las constructoras. Por lo menos, así se lo explicó la Peraza a los medios de comunicación en entrevista realizada el 15 de octubre del 2017. Ahí está la evidencia pública. 

Ahí, en esa ocasión, Peraza Guerra dijo que “es muy probable que la obra pueda estar concluida al cien por ciento en los primeros días del 2018”, lo que evidentemente no ocurrió. Y, la postura “negociadora” y civilizada de la Magdalena autoridad con la autoridad estatal, contrasta con la que hoy detenta la Magdalena candidata, lo que denota una Magdalena desesperada por el desfonde de su “popularidad” que en las últimas semanas se ha vuelto una candidata pendenciera, gritona y respondona. Pero, me parece, ni con esa estrategia podrá revertir el marcador. No le queda tiempo. Y mientras ella se desgañita encabronada con la vida, Nader anda como gaucho veloz en todo el territorio municipal de Tampico logrando acuerdos con sectores y sociedad de mira a su llegada a la presidencia municipal de Tampico. A estas alturas de la campaña, parece no haber nada ya que frene el arribo del empresario a la oficina más importante del palacio de la calle Colón. 

Mientras esto pasa en la campaña de Nader, Magda anda desesperada, insisto, buscando reflectores, aunque sea a través de la confrontación con autoridades de otros niveles de gobierno y muestra también de sus mentiras, es que asegura que la obra pública que ha logrado en el puerto es histórica. Ajá. ¿Y los mercados municipales? La frustración de la vetusta candidata ante la ineficiencia de su pobre administración, si deshonestidad, su bipolaridad y los pobres resultados alcanzados en estos dos años, son psólo arte de las razones por las cuales, por cierto, el candidato azul la ha rebasado por la derecha a una velocidad ya inalcanzable, lo que mantiene a la señora alcaldesa con licencia de muy mal humor y pésimo ánimo. Y si hasta hoy no ha podido, en los 39 días que restan, menos podrá. 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.