MAKI DEBE IRSE: NO SABE GOBERNAR Y NO QUIERE APRENDER

Cuando las pasiones le ganan a la razón, ha llegado la hora de dejar de hacer lo que estamos haciendo, porque ya no lo vamos a hacer bien. Esa es una máxima universal y a la alcaldesa de Reynosa le llegó la hora de irse: la víscera le ganó al cerebro y Maki, a menos de cinco meses de haber iniciado su gobierno, le llegó la hora de ofrecer disculpas a los reynosenses e irse del poder. Se ha convertido la administración municipal en un gobierno fallido. No dan una.

No se recuerda gobierno tan efímero como el de la chihuahuense. No se tiene memoria de un equipo de trabajo tan cerrado, tan malo y que toma decisiones tan absurdas, las cuales en menos de cinco meses han hecho enojar a todos. Ni la misma Maki Ortiz está satisfecha, ni el equipo que dice acompañarla y la sociedad menos.

Y no sé si sean los problemas de salud que aquejan a la alcaldesa, o los problemas de salud que afectan a su esposo, los líos familiares, las acusaciones de nepotismo e ineficiencia, las fallidas emociones de la Presidenta, su coraje contra el mundo, su amistad y compromiso con José Elías Leal, a quien por cierto no le fincó ninguna responsabilidad legal por el mal gobierno ejercido en Reynosa, o una mezcla de todo ello. Pero lo cierto es que, a pocas semanas de haber asumido el poder, el gobierno de Maki se acabó. La luna de miel se terminó y el #proyectodetodos está a punto de abortar.

A tal grado es el enfado con la vida de Maki que ayer no asistió, con la representación de los reynosenses, a la firma del Pacto de Austeridad en Ciudad Victoria, cuando los representantes y titulares de los diferentes poderes del estado acudieron a comprometerse con el titular del Ejecutivo del Estado por cuidar, vigilar y bien gastar los recursos que el pueblo les ha encomendado para su administración.

Maki prefirió irse a comer con sus amigos y celebrar el Día de San Valentín en lugar de sumarse a la Cruzada por la Austeridad. Y, por cierto, valdría la pena saber quién pagó la comida, de donde salió el dinero, porque yo como ciudadano no estoy de acuerdo en que se hagan grandes comelitonas al amparo del poder público y de los dineros de los ciudadanos.

Y lo más ofensivo. Cuando se le preguntan a Hugo Ramírez Treviño, flamante Secretario Técnico del Ayuntamiento de Reynosa, la ausencia gris del gobierno de Maki, las causas de la ausencia de la alcaldesa en Ciudad Victoria, el personaje desatiende sus labores e ignora los cuestionamientos que tenemos derecho a hacer. O lo que es lo mismo, a Hugo le valen una pura y celestial las preguntas de la prensa.

El caso es que Maki, sin mediar explicación a la que tiene derecho la gente, simplemente no se presentó ayer en Ciudad Victoria y el no asistir ayer a la firma del Pacto por la Austeridad, ha sido visto por los diferentes sectores de Reynosa sólo como un capricho más de la chihuahuense. Y molesta, al preguntársele esta mañana por qué no acudió a firmar el convenio, sólo atinó a balbucear “lo estamos analizando”. Un tema incómodo, sin duda, para la alcaldesa de Reynosa.

Una de las versiones, la más atinada a mi ver y entender, es que seguramente, la alcaldesa Maki no firmó el Acuerdo para la Austeridad, porque decidió gastar en este 2017 más y mal los dineros del pueblo. Este año la administración municipal gastará más en sueldos que en obra pública, de acuerdo al proyecto de Egresos publicado en la página de transparencia del Gobierno Municipal. Para sueldos y compensaciones de sus trabajadores, Maki destinó 291 millones 623 mil 817 pesos, pero para obra pública sólo programó 192 millones 818 mil 318 pesos.

También, en este año, el Ayuntamiento invertirá en combustibles, lubricantes y aditivos 42 millones 347 mil 337 pesos, pero para la pavimentación de calles únicamente destinará 37 millones 886 mil 967 pesos.

Para apoyos deportivos de Reynosa el presupuesto resulto muy muy limitado con sólo 201 mil 611 pesos, mientras que en servicios legales y auditorías pagarán 9 millones 573 mil 493.

Para seguridad, el Gobierno de Maki Ortiz presupuestó en materiales y suministros para seguridad 3 millones 554 mil 353 pesos, pero para equipo de defensa y seguridad no habrá ni un centavo.

Sin embargo, el Ayuntamiento destinará a las instituciones “sin fines de lucro” 84 millones 196 mil 980 pesos, una suma muy superior a lo programado para becas y capacitaciones, rubro a donde sólo destinarán en este año 13 millones 774 mil 906 pesos.

Y esta mañana, en una audiencia pública, realizada en la colonia Reserva Territorial Campestre, la alcaldesa de Reynosa asumió públicamente que “queremos que el dinero se utilice bien”, “aplicaremos todos los ajustes de austeridad que sean necesarios”, “no tendremos gente de más”, “vamos a comprar mejor”, “vamos a ahorrar con los reajustes de 200 millones de pesos” “necesitamos que todos nos apretemos el cinturón”. https://www.facebook.com/MakiOrtizD/videos/1284383288311928/

Video del Día