Mascotas regaladas el Día de Reyes son abandonadas al año

La organización ‘Adoptare’ precisa que eso realiza 70% de quienes compran o reciben un animal como obsequio; falta de interés o falta de recursos para su manutención, las causas

Redacción/Excélsior

Ciudad de México.- Al menos 70 por ciento de las personas que compran o reciben como regalo un animal en Navidad o Día de Reyes lo abandonan su primer año de vida, debido a la pérdida de interés o falta de recursos para mantenerla, señaló la organización “Adoptare”.

Al emitir una serie de recomendaciones para evitar que este fenómeno siga presentándose y que solo fomenta la explotación indebida de animales a través de criaderos clandestinos o sin una atención digna.

Al respecto, el fundador y director de “Adoptare”, Alan Rozz, subrayó que de acuerdo con datos de la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), 70 por ciento de los dueños de estos animales terminan abandonándolos en el marco del primer año de vida.

De hecho, el problema es que al comprar animales durante estas temporadas para regalar, lo único que se hace es fomentar el crecimiento de criaderos que además de carecer de papeles que acrediten su legalidad, se encuentran en condiciones deplorables e indignas.

Subrayó que el principal error que se sigue cometiendo es que la gente compra a los animales cuando son crías, justo en el momento en el que son tiernas y parece que no van a crecer, creyendo que es un regalo bonito y delicado.

Sin embargo, estas compras solo se hacen por impulso, ya que nunca se consideran ni las condiciones económicas de quien va a recibir al animal o la cantidad de tiempo que tiene para atender a su nueva mascota o su disposición para educarla y crecer con ella.

Es por ello que al poco tiempo de comprar estas mascotas comienzan los problemas, ya que no se trata de un juguete, sino de un ser vivo que come, hace sus necesidades y requiere de atención para jugar, correr, bañarse y educarse.

El resultado, “pantuflas y muebles rotos, pisos y alfombras sucias a cada rato, y una serie de problemas más que no son otra cosa sino el resultado de tener un ser vivo más que requiere de atención”.

En resumen, un “regalo” así, puede convertirse en un problema para la familia que lo recibe, más que en un gran motivo de alegría, aseveró en un comunicado.

Aseguró que si bien, es bueno fomentar a los niños el respeto animal, y enseñarles el sentido de responsabilidad para cuidar de ellos, los pequeños no pueden ser los principales responsables de la manutención de los cachorros.

Cualquier tipo de animal de compañía requiere de una inversión en gastos corrientes como alimentación, vacunas, acondicionamiento de su espacio vital, veterinario y medicamentos. Al regalar un animal, también se adjudica un gasto enorme y quien lo recibe puede no estar preparado, lo que podría terminar en un abandono.

Por ello, Alan Rozz recomendó considerar todos estos elementos de responsabilidad que implica adquirir una mascota, además de que se debe considerar la posibilidad de adoptar, ya que es una opción más segura y fiable pues se trata de animales ya definidos.

En ese sentido, explicó que se debe considerar que los cachorros tienen mucha energía y requieren de atención y cuidados extras especiales, ya que están en proceso de formación.