Morena, el partido de moda

Está de moda que los aspirantes a un puesto de elección popular hagan largas filas en los comités estatales de los partidos políticos, ya mero se asemejan a las prolongadas esperas de los alumnos y padres de familia en las escuelas de educación básica. Con la diferencia que los primeros aspiran a ser inscritos en un ciclo escolar y los aspirantes a candidatos buscan satisfacer su “ego” de ser candidatos. 

En este proceso electoral tanto local como federal, el partido de moda pareciera que es Morena, donde para las nominaciones de candidatos a sindicaturas y alcaldías supero los 150. De los cuales 69 compiten por candidatura a presidentes municipales y 80 a sindicaturas, estos es en los 43 municipios que hay en Tamaulipas. En algunas regiones otrora bastiones priístas y panistas como Victoria, Matamoros y San Fernando. 

Por cierto no se confirmó el registro de Rigoberto Garza Faz por el municipio de Reynosa y el registró del priísta de Nuevo Laredo Ramón Garza Barrios, trascendió en fuentes de Morena que aún estaría en la jugada, sobre todo en la Ciudad de México, donde ese partido sazona el proceso electoral. 

Morena es el partido que en el 2014 recibió formalmente el registro de la autoridad electoral y en 3 años y medio, solamente en Tamaulipas hay más de 40 mil afiliados y a diferencia de otros institutos políticos cada día aumenta la simpatía. 

Pareciera que sin restar méritos a los comités de base de Morena, el expriísta Américo Villarreal Anaya hijo del ex gobernador Américo Villareal Guerra además de que es bien visto por Andrés Manuel López Obrador, porque ha tenido la capacidad de presentar un proyecto, de todo Tamaulipas, en materia de saludo, pero además ha venido afiliando el perfil de Morena. 

Donde un porcentaje relevante de aspirantes a cargos de elección popular lo mismo que en los simpatizantes y nuevos afiliados de Morena, figuran prominentes especialistas de la medicina humana, enfermeras y enfermeros. 

Y por lo mismo no se descarta, que en esta capital la elección se dispute ente el candidato de Morena y de Acción Nacional, ya que en ambos partidos se perfilan dos médicos como precandidatos y que seguramente serán los abanderados de ambos partidos. 

Aunque Morena, no lo es todo, ya que en ese partido de moda también figuran profesores con perfil de aviadores, que buscan una nominación para competir por una presidencia municipal, no obstante que sin solicitar licencia para dejar a los alumnos sin maestro en los planteles educativos, para sumarle adeptos a Morena. Esto sí que es una incoherencia de ese partido. 

Asimismo, el también doctor y uno de los mejores amigos de Américo Villarreal Anaya, como es Xicoténcatl González Uresti, se registró la tarde de ayer jueves en el Comité Directivo Estatal del PAN, -¿quizá debería seguir a su amigo?- para contender por la precandidatura y candidatura de Acción Nacional por la presidencia de la ciudad capital de Tamaulipas. 

En el proceso anterior del 2016, Xico como se lo conocen los ciudadanos y los electores obtuvo más de 30 mil votos como candidato independiente y no suspendió la campaña porque haya “negociado” con alguien, sino desde la cama del hospital hizo proselitismo, ya que derivado de un fractura en la rodilla, por seguir en la campaña electoral de ese entonces se le infectaron las articulaciones. Fue el principal motivo por el que dejo de hacer proselitismo en las calle de esta capital. 

En otro orden, por fin la secretaria de desarrollo rural se puso a trabajar por los agricultores de tamaulipecos, que no habían conocido las bondades de los “Vientos de Cambio”, por lo pronto distribuyo 10 toneladas de semilla certificada de maíz y sorgo, en los municipios del municipio maicero de Abasolo, lo mismo que en San Fernando, Burgos, Cruillas, Méndez y sobre todo Reynosa, donde este sexenio, está la “Joya de la Corona”. 

Otros productores del mismo sector rural esperan que las bondades del gobierno azul les alcance, sobre todo porque las heladas del año anterior sacudieron a los inversionistas de la economía primaria. A quienes no les deja de pegar el incremento del 40 por ciento en el precio del gas LP, no obstante a la “gloriosas” reformas estructurales promovidas por el gobierno priísta y aprobadas por los legisladores de todos los partidos.