Reporte Directo

En Victoria no hay denuncias contra Sacerdotes pederastas

13 septiembre, 2018 - Municipio

José Gregorio Aguilar/Reporte Directo

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Obispo Antonio González Sánchez se pronunció por denunciar a los sacerdotes que cometan abusos sexuales contra menores.

Reafirmó que para este delito no debe haber impunidad sino tolerancia cero.

Cualquier denuncia que se pudiera presentar en contra de algún religioso debe ser investigada y comprobada tanto por las autoridades eclesiásticas como las civiles.

En los 23  años que han pasado desde que asumió el liderazgo de la iglesia católica en la zona centro, el Obispo aseguró que no ha recibido ninguna denuncia o queja en la que se acuse a algún sacerdote de la Diócesis de Victoria de ser pederasta.

“En el tiempo que yo tengo en la Diócesis, que alguna familia se haya acercado a mí para tratar sobre algún presunto abuso, hasta ahorita gracias a Dios no ha habido nada”.

Pero si fuera el caso, reiteró, lejos de esconderla, se tendría que abrir un procedimiento de investigación en contra de quien sea acusado de abuso sexual.

“Claro se investiga y se  tiene que probar y en algunas otras Diócesis que yo he hablado con algunos obispos, el sacerdote involucrado también acepta su culpabilidad; pero sí la iglesia tiene sus procedimientos para juzgar a alguien no solamente denunciar y ya y si procede algo fuerte entra la autoridad civil”.

Y en relación a la serie de denuncias que en las últimas semanas se han ventilado en los medios acusando al Papa Francisco de proteger a curas pederastas y de callar ante abusos sexuales que miembros de la  Iglesia han cometido en varios países, el Obispo dijo que resulta preocupante que quien ha hecho esas acusaciones sea precisamente un ex embajador del Vaticano.

“Yo lo considero que sí es un ataque a la  Iglesia y lo que me sorprende y duele es que sea un miembro de la Iglesia un ex nuncio en Estados Unidos y es lo que me preocupa, lo demás que se da son ataques, pero que vengan de otras personas pero lo que preocupa y duele es que sea un obispo”.