Reporte Directo

Uno de cada 3 detenidos en flagrancia quedan en libertad por errores policiacos

11 octubre, 2018 - Municipio

Erik Huerta/Reporte Directo

Tampico, Tamaulipas. Uno de cada tres detenidos en flagrancia son dejados en libertad debido a errores cometidos por los Policías que llevan a afecto la detención, sobre todo en el llenado del informe judicial homologado.

María de los Ángeles Fromow Rangel, ex Secretaria Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal al ofrecer una conferencia en la Facultad de Derecho en la UAT, denominada “Los retos de la Consolidación del Sistema Penal Acusatorio” dijo que aún hay muchas fallas en el nuevos sistema de justicia.

Manifestó que el Policía tiene grandes retos para cumplir cabalmente con sus obligaciones administrativas, pues muchos de ellos carecen de conocimientos, además de tratarse de un procedimiento tedioso a la hora de entregar los reportes de acciones de detención de los individuos.

Dijo que el trato de un detenido tiene que ser muy meticuloso y documentar cada momento, toda vez que al hacer falta cualquier espacio, pueden existir especulaciones que lo lleven a obtener su libertad.

“Qué pasa en las horas en la que la persona está detenida para ser procesada y quién es el responsable… Todo tiene que ser documentado detalladamente”.

Manifestó que un policía tiene que invertir hasta 3 horas en realizar un informe detallado de la detención, y aún así, el Ministerio Público o el Juez, lo rechazan.
“Elaborar un informe judicial homologado ahora es toda una ciencia, porque sirve como una base de información… desde ahí estamos mal”.

Mencionó que el informe judicial sólo debe ser una base de informe con datos mínimos que determinen la legal detención y poner a disposición a una persona, “se tardan hasta tres horas para llenar ese formato y está mal”.
Remarcó que el informe es una base de datos, en el sentido a que se documenta todo momento desde la detención y en caso de existir “recovecos”, simplemente son aprovechados por la parte defensora y con ello salen en libertad los inculpados.

Y es que señaló que al detener a una persona, se miden los tiempos de traslados y en caso de que éstos sobrepasan a lo estimado, entra la discordancia en el sentido a dónde estaban en determinado tiempo y eso es aprovechado basado en los derechos humanos.

Habló sobre la necesidad de modificar el nuevo sistema penal, a fin de facilitar los procesos, pues a la fecha, con la falta de personal, equipo y especialistas, los casos se quedan rezagados y se acumulan cada vez más.