‘Nunca lo soñé’: Natalia Lafourcade

Salvador Franco Reyes Excelsiór / Foto: Sony Music

LOS ÁNGELES.- Antes de llegar al encuentro con Excélsior en el lobby del W Hotel de Los Ángeles, Nata­lia Lafourcade es intercep­tada por tres mujeres con las que intercambia palabras, sonrisas y fotografías que son capturadas con un teléfono celular.

“¿Qué te decían las chi­cas?”, se le pregunta a la cantautora, quien no puede borrar su sonrisa.

“Me dijeron que son mexi­canas, que se sienten muy orgullosas de serlo y que es­tuvo muy bonito lo que hici­mos en el Oscar”, comparte la cantante con una mezcla de emoción y timidez imposible de ocultar.

“Esto de plano no lo imagi­né. Para nada. Nunca.

“Y mira que he soñado con muchísimas cosas que afortu­nadamente se han ido cum­pliendo poco a poco, a través del tiempo y de muchísimo trabajo, pero lo del domingo fue una sorpresa muy bonita de la vida. Un regalo.”

Un obsequio como lo fue cantar hace unas semanas en el Bataclan, de París, tris­temente célebre por los actos terroristas cometidos durante un concierto en noviembre de 2015.

“Lo que quiero decir es que los sueños se hacen realidad. O las cosas en la vida se cum­plen, cuando menos te lo es­peras, la vida te da un giro y te regala cosas espe­ciales”, cuenta.

Lo del “domin­go” es la gala nú­mero 90 del Oscar, en la que en uno de sus momentos más memorables apa­reció sobre el esce­nario del Dolby Theatre para cantar, junto a Gael García Bernal y el estadunidense Mi­guel, el tema Remember me, de la cinta animada Coco, que además ganó la estatuilla a la Mejor Canción Original.

“Amo esta película. Amo Coco, como muchos. Creo que es una película que va a cambiar nuestra historia tam­bién porque nos hace recor­dar, nos hace vernos de fuera y ver lo maravillosos que somos. Nos sube el ánimo, nos entre­ga mucho.

“Me siento muy afortunada de poder ha­ber estado ahí con Gael, con Miguel, con los bailarines”, añade.

Pareciera que la intérprete de Tú sí sabes quererme, Has­ta la raíz y Nunca es suficien­te, aún no puede creer lo que pasó “el domingo”, en la que fue la noche más mexicana en la his­toria de Hollywood que fue coronada con dos premios Oscar para el tapa­tío Guillermo del Toro (La forma del agua).

“En esa noche había mu­cha emoción, mucho amor para toda la gente que nos estaba viendo en sus casas o con sus amigos. Mucho amor para la gente de Hollywood también, para México y para lo que íbamos representando con la pe­lícula y con nuestras voces.”

Del número mu­sical, que además fue presentado por Eugenio Derbez, Natalia recuerda ape­nas algunos flashazos, aun­que lo que no olvida son los intensos ensayos y la primera vez que la Academia de Ho­llywood les mostró la coreo­grafía que los acompañaría.

“Son momentos muy efí­meros, como un chispazo, todo vuela y hay que estar lo más despierto posible para vi­virlo y así fue.

“Lloré mucho cuan­do nos enseñaron la coreografía con el ballet fol­clórico.

“Hay una foto en las redes sociales del momento en el que lo vimos. Junto a Miguel y Gael. Fue muy emocionante.”

Natalia tampoco olvidará el encuentro con Alejandro G. Iñárritu y con su paisana Sal­ma Hayek en una de las fiestas posteriores.

“Tenía muchas ganas de saludarla. Así es que me acer­qué a ella, le di un abrazo y también a Iñárritu.

“Son personas que admi­ro muchísimo, que conozco de muchísimo tiempo y con quienes se genera esta em­patía de decir: ‘qué padre que con tu trabajo y con tu dedica­ción estés aquí, en este lugar y que has hecho tantas cosas increíbles’.

“Yo soy nueva, no sé nada de esto, pero aquí estoy. Fue una noche muy emocionan­te”, confiesa.

Cuando llegó a su habita­ción aquella noche “del do­mingo” la intérprete no pudo dormir. Y al día siguiente, no dejó de sonreír y de soltar car­cajadas con los memes que inundaron las redes sociales luego de que la transmisión televisiva que llegó a más de 800 millones, la tomaron chiflando a todo pulmón para celebrar el triun­fo de Coco.

“Le dije a Gael: ‘si se lo lle­va, voy a chiflar tan fuerte que me van a callar’”. Y no la ca­llaron, pero la hicieron meme, junto con el de su tema En el 2000, en el que escribió: “No tengo un hombre ni a Gael García, me siento tan vacía…”

“Eso de los memes está muy chistoso. Ya sabía qué iba a pasar y hasta preparé mi discurso para la alfombra que escribí en Alemania durante la premier de Museo, de Alonso Ruizpalacios y que decía:

“Ya no me siento más va­cía, porque ya estoy ahí com­partiendo escenario con ¡Gael García!”, añade provocando la risasde todos los presentes.

Después de unos días de descanso, Natalia retomará su gira Musas, con la que re­gresará a Estados Unidos para posteriormente visitar el Tea­tro Metropólitan donde tiene programadas dos fechas para el 26 y 27 de junio.