Peña y Trump hablan de narco y violencia, pero fue en “tono cordial”, admite Eduardo Sánchez

Ciudad de México (Proceso).- Para desacreditar la versión de que el presidente estadunidense Donald Trump amenazó con enviar tropas a México, el vocero presidencial Eduardo Sánchez Hernández reveló que efectivamente ambos mandatarios, tanto Trump como Enrique Peña Nieto, abordaron la problemática del narco y la violencia, pero insistió en que la charla se desarrolló en un “tono cordial”.

Luego de que ayer las periodistas Dolia Estévez, en Aristegui Online, y Vivian Salama, en la agencia AP, respectivamente, difundieran que durante la conversación sostenida el pasado viernes entre Peña y Trump surgió la amenaza, el vocero presidencial mexicano realizó un carrusel de entrevistas en las que aportó más datos de los que hasta ayer, de manera oficial, se habían hecho públicos.

Mientras que un portavoz de la Casa Blanca dijo al New York Times que el comentario sí existió pero “fue en broma”, la cadena estadunidense CNN destacó que no hubo amenaza sino “una oferta de apoyo”. Así, entre versiones filtradas por fuentes anónimas, el tema se mantuvo hoy como uno de los más relevantes de la jornada.

Eduardo Sánchez, en entrevista con Carlos Loret de Mola en Radio Fórmula, admitió que el tema se planteó en la conversación del viernes 27 de enero, pero que fue Peña quien lo puso sobre la mesa al decirle a Trump que la violencia del hampa en México se alimenta del tráfico de armas y dinero desde su país.

En MVS Noticias, entrevistado por Luis Cárdenas, el vocero también rechazó que Peña Nieto haya pedido apoyo en materia de seguridad, pero sí que se habló de fortalecer la cooperación en seguridad.

Más tarde, en el espacio radiofónico de Joaquín López Dóriga, Sánchez Hernández volvió a descalificar a la reportera Dolia Estévez, al asegurar que sus versiones son deliberadamente falsas con algún interés. También aseguró que no había grabación de la conversación entre mandatarios, pues se trata de una llamada entre dos jefes de Estado. Luego insistió en que los únicos presentes durante la llamada telefónica fueron el propio Peña Nieto y el canciller Luis Videgaray.

Las versiones periodísticas publicadas ayer, señaladamente la de la periodista Dolia Estévez, dieron cuenta de que el diálogo se prolongó por una hora debido al empleo de intérprete. También que durante la llamada estuvo presente el embajador Carlos Sada y que, el pasado martes, el canciller Luis Videgaray participó en una reunión con funcionarios estadunidenses en Tapachula, Chiapas.

En la versión del vocero presidencial mexicano, la traducción fue necesaria para el estadunidense, pues Peña Nieto habría escuchado de manera directa las intervenciones de Trump. Afirmó que durante la llamada sólo estuvo Luis Videgaray y que no viajó a Tapachula, pues como la cancillería insistió ayer, estuvo presente en la reunión de Peña Nieto con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

También desde ayer Dolia Estévez ha sostenido que la reunión de Tapachula fue confirmada por agencias de seguridad estadunidenses.

A diez días de iniciada la crisis diplomática entre México y Estados Unidos, el contenido de la conversación entre los mandatarios se desconoce pues, de acuerdo con un comunicado emitido por la Presidencia de México, el viernes anterior acordaron ya no abordar públicamente el tema de la construcción del muro fronterizo que pretende Trump.

 

 

Video del Día