Política…

La política, sin temor a equivocarnos, es el principio de todos nuestros males pero igual puede ser el final de los mismos, la solución de nuestros problemas.

Por desgracia a la gente no le gusta hacer política además de que se harta pronto de los políticos, de las campañas, de los gobernantes y se le aleja como si un presidente municipal, un Diputado, Gobernador, Senador, o Presidente de la República fuera a cambiar por su desprecio o al sentir su rechazo.

Obvio es que a los políticos les gusta que el pueblo se aleje, que este harto de la política, para ellos significa menos lata, menos gente que este chingando, mayor libertad de acción que casi siempre se refleja en tráfico de influencias, nepotismo, apoyo a novios y novias, a las amantes, muchas veces protección a delincuentes, pero sobre todo nada le agrada tanto al político como tener mayor impunidad para ejercer presupuestos a placer, exacto, se protegen del desprecio del pueblo engrosando sus cuentas bancarias y viviendo como reyes.

Esa es la razón por la que actúan como actúan, no fue fortuito que los gobiernos durante muchos años exhibían con tanto descaro y cinismo su prepotencia, su desagrado por el pueblo, no atendían a la gente que quería audiencias y cuando obligados llegaban a hacerlo era para pedirles documentación, luego una vuelta mañana, otra pasado, así todos los días posibles, siempre poniendo mala cara hasta que el ciudadano ya no regresara más, ese era su modus operandi, sobre todo cuando las redes sociales no eran tan populares además de que el voto lo conseguían a cambio de despensas o 500 pesos.

Es un hecho que el país tiene los gobiernos que la gente del poder quiso, en un tiempo eran los únicos letrados, quienes conocían de la ciencia política, de la estrategia, pero además eran los únicos que conocían el poder del voto.

También es una realidad que México de un tiempo a la fecha es otro, el pueblo sabe que el voto cuenta, cada vez le hace más complicada la vida a la gente del sistema, ya no se vende por los 500 pesos tan fácilmente y un desprecio lo regresa en forma de una mentada de madre y la promesa de que se verán las caras en la elección siguiente, por eso es que gana el PRI, luego el PAN, después la izquierda y se vuelve a virar cuando sea necesario.

Si, igual es una verdad que la gente no participa ni al 10 por ciento en la política, se deja ningunear por los partidos que ofrecen a los candidatos que la gente del poder quiere, que ofrecen mezcolanzas marcianas como coaliciones entre partidos de derecha e izquierda como si sus ideologías se parecieran un poco.

Más aún, el ciudadano no ha podido darse cuenta que cuando gana un partido político en automático ganamos todos, que en ese momento nos debemos sumar a quien eligió la mayoría y gobernar juntos, no como graciosas comparsas sino como gente pensante que sabe reconocer triunfos y derrotas.

Tenemos que aprender a ser gobierno, entender que los políticos no van a cambiar por si solos, comprender que en una administración hay cosas buenas, otras regulares y otras malas, que en lo primero debemos apoyar, en lo segundo proponer ideas, proyectos y en el tercer caso presionar y denunciar para que se corrijan pronto los caminos.

Le decía, la política es el principio de todos nuestros males pero en nosotros también está que sea el fin de los mismos, debemos trabajar para que las elecciones solo las ganen los buenos, para que los gobiernos ya no hagan lo que les dé la gana, para que todo mejore, vaya, decirle al PAN y al PRD, ahora también a Movimiento Ciudadano, que no se trata de echar montón para ganar, obligar a Morena a ser incluyente con gente buena y no solo los restos de todos los partidos, obligar al PRI a que por fin se decida a proponer a gente valiosa y no a los amigos de los amigos y si, decirles que no nos gustan las coaliciones porque la experiencia dice que nada bueno resulta de las mismas, o a poco usted se imagina a Gustavo Cárdenas de movimiento Ciudadano trabajando otra vez en el PAN, partido que lo echo a la calle por que aprendió a conocerle sus mañas, le insisto, solo nosotros podemos cambiar la política.

En otras cosas… El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca presentó y dio arranque al Plan de Intervención Integral de Gobierno “Unidos por Reynosa” para el cual se invertirán 134.6 millones de pesos y realizarán 662 acciones relacionadas con la seguridad pública, bienestar social, desarrollo económico, imagen urbana, apropiación de espacios y participación ciudadana.

El programa fue diseñado para reconstruir el tejido social y reducir la incidencia delictiva en colonias determinadas de la ciudad.

“Unidos por Reynosa es el mayor esfuerzo coordinado con el municipio y el de más grande alcance, que haya efectuado administración alguna en Tamaulipas”, aseguró el titular del Ejecutivo Estatal, quien dio inicio a estas actividades en compañía de la presidenta del Sistema DIF Tamaulipas, Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca y todos los titulares del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno del Estado.

“El tiempo de todos deja atrás la omisión y la simulación de administraciones estatales ausentes, para retomar, con planeación, responsabilidad, visión y amor a Tamaulipas, la acción de Gobierno al servicio de la gente como un deber irreductible”, agregó el gobernador García Cabeza de Vaca.

En suma, el Plan de Intervención Integral de Gobierno, despliega un total de 662 acciones en las que participan todas las dependencias del Gobierno del Estado de Tamaulipas en sus áreas de competencia para mejorar las condiciones de vida de las familias de la ciudad.

@CENADeNegros le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo a sus órdenes, para lo que guste y mande, el correo electrónico marcovazquez20001@hotmail.com

Video del Día