Por esta razón Twitter no bloquea la cuenta de Trump

A pesar de sus amenazas, la red social mantiene su postura de que las cuentas pertenecientes a líderes mundiales tienen un estatus especial.

Redacción/Forbes

Ciudad de México.- Twitter Inc reiteró su postura de que las cuentas pertenecientes a líderes mundiales tienen un estatus especial en la red de medios sociales, rechazando a los usuarios que han pedido a la compañía que desterre a Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

“Bloquear a un líder mundial desde Twitter o eliminar sus controvertidos Tweets ocultaría información importante que la gente debería poder ver y debatir”, dijo Twitter en una publicación en un blog corporativo.

La agencia Reuters señaló que Twitter ya había dicho en septiembre que si un tweet es de “interés público” es uno de los factores que considera antes de eliminar una cuenta o un tweet.

El debate sobre el tuit de Trump, sin embargo, se disparó nuevamente después de que Trump dijera el martes que tenía un botón nuclear “mucho más grande” y “más poderoso” que el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Los críticos dijeron que el tweet y la presencia continua de Trump en la red ponen en peligro al mundo y violan la prohibición de Twitter de las amenazas de violencia. Algunos usuarios protestaron en la sede de Twitter en Twitter el miércoles.

Twitter respondió en su publicación de blog que incluso si bloqueaba a un líder mundial, hacerlo no silenciaría a ese líder.

La compañía dijo que revisa los tweets de los líderes mundiales y hace cumplir sus reglas en consecuencia, dejando abierta la posibilidad de que pueda eliminar algún material publicado por ellos.

“La cuenta de ninguna persona impulsa el crecimiento de Twitter o influye en estas decisiones”, agregó la compañía. “Trabajamos duro para mantener la imparcialidad con el interés público en mente”.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios en la declaración de Twitter.

Algunos usuarios de Twitter expresaron su apoyo a la decisión de la compañía, mientras que otros se quejaron de un doble estándar.