Rechaza AMDA propuesta de Meade para regularizar “Chocolates” 

Paoletti Rodríguez/Reporte Directo 

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) pidió al gobierno federal no ceder a la presión de políticos en campaña que han planteado regularizar autos americanos y con ello echar por la borda lo resultados alcanzados con las medidas de control de importación de autos usados. 

En rueda de prensa, Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de AMDA, refirió que este planteamiento resulta más preocupante e injustificado al ser manifestado por uno de los funcionarios que por su trayectoria en el servicio público, tiene mayor conocimiento de los efectos negativos que para la economía, la seguridad y medio ambiente causa la comercialización de los vehículos ilegales. 

Destacó los ilícitos que en torno a este comercio se generan como es lavado de dinero, evasión fiscal y tráfico de armas. 

Refirió que, José Antonio Meade en su papel como subsecretario de Ingresos y secretario de Hacienda en dos ocasiones fue un firme defensor de la legalidad y el tener un control en la entrada de vehículos ilegales y de los que realizan el trámite aduanero. 

“Es patente nuestra inconformidad pero también nuestra exigencia al gobierno federal para que no eche por la borda lo logrado en la actual administración”, precisó el titular de la AMDA. 

Precisó que, en el periodo de 2006 a 2009, la importación legal de vehículos usados fue superior 119 por ciento a los vehículos nuevos comercializados en el país. En contraste, al cierre de 2017 sólo se importaron poco más de 120 mil unidades, lo que representa el ocho por ciento del millón 530 mil vehículos nuevos que se vendieron en México. 

Con estas cifras, Rosales Zárate señaló que es evidente que las medidas de control en la importación de vehículos usado han funcionado, lo que se refleja en esta capital en donde la circulación de vehículos ilegales es mínima. 

“Todo esto se puede echar por la borda si el gobierno federal, si la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cede las presiones tanto de los políticos en campaña como de gobernadores por fines electorales”, puntualizó.