Reporte Directo

Desde mi nacimiento soy una guerrera que nunca baja los brazos, dice Charlyn Corral.

18 julio, 2019 - Reportaje

Karla Torrijos/La Jornada

Ciudad de México.- La futbolista mexicana Charlyn Corral se considera una mujer guerrera, a la que, después de librar la muerte en sus primeros días de vida, no le atemorizan los nuevos desafíos, como los que enfrentará este verano: integrarse al Atlético de Madrid, actual campeón de la liga femenil española, y disputar con la selección nacional los próximos Juegos Panamericanos de Lima 2019.

A los tres meses de edad, la nueva delantera del conjunto colchonero tuvo que ser sometida de urgencia a una traqueotomía, luego de que al nacer le lastimaran la tráquea, lo que ocasionó que al poco tiempo uno de sus pulmones se reventara y no pudiera respirar.

“Si no me hubieran llevado rápidamente al hospital, no sé qué habría pasado, seguramente no estaría aquí. Me siento muy afortunada, siempre agradezco el estar viva y nunca se me olvida la frase que un día me dijo mi papá: ‘si alguna vez ya le ganaste a la muerte, imagínate a qué no le puedes ganar’.

Creo que Dios me hizo una mujer guerrera desde el nacimiento y esa es mi filosofía de vida, la esencia de mi persona siempre ha estado en nunca bajar los brazos. En ocasiones algunas cosas te pueden costar más trabajo que otras, pero soy alguien que no duda de su capacidad, así que cualquier reto puede ser duro, pero lejos de asustarme, me motiva, declaró en entrevista con La Jornada la única futbolista mexicana que ha ganado un Pichichi, en 2018.

Recordó que cuando ha tenido momentos complicados en su carrera, como la vez que no fue convocada para participar con la selección mexicana en el Premundial de 2010, o aquél conflicto que tuvo tras el Mundial de 2015 con el entonces técnico tricolor, Leonardo Cuéllar, y que originó su exclusión del combinado nacional que compitió en el torneo preolímpico rumbo a Río 2016, siempre ha salido adelante gracias a su perseverancia y al esfuerzo que realiza día con día.

“Me parece que en esos momentos difíciles es cuando sale a flote mi carácter de guerrera. Somos seres humanos y nunca podemos estar en el mismo humor, a veces hay bajones, o en ocasiones estás arriba, pero lo más importante de cada experiencia, buena o mala, es lo que aprendes de ellas.

Cuando me encuentro en una situación no muy buena para mí, siempre recuerdo quién soy y entonces me impulso para ir hacia adelante, trato de no rendirme nunca. Hay muchas cosas que sólo dependen de ti para que cambien, mencionó la ahora ex jugadora del club Levante, de la Liga Iberdrola de España y donde militó durante cuatro años antes de ser contratada por el Atlético de Madrid.

Segura de sí misma, la atacante de 27 años confió en que en sus próximos retos también podrá tener buenos resultados, tanto en lo personal como colectivo.

En lo que respecta a su nuevo equipo, con el que fichó sólo por un año, aseguró que le “encantaría ganar un campeonato y obviamente otro Pichichi; siempre es tentador, ¿a quién no le gustaría?, pero sé que esto es poco a poco.

Sinceramente, cuando lo gané se dio solo, hay muchos factores que influyen, yo lo único que quiero es sentirme feliz, creo que si lo estoy fuera y dentro del campo lo voy a demostrar con muchos goles, con los que podré ayudar a mi equipo a cumplir sus metas y también lograré las mías.

Mientras en los próximos Juegos Panamericanos, Charlyn aspira a ganar con la selección mexicana esa medalla de oro que tanto se nos ha escapado, luego de los dos bronces conseguidos en Guadalajara 2011 (ante Colombia) y en Toronto 2015 (ante Canadá).

Los triunfos, necesarios para motivar a más niñas

Consideró que obtener la presea dorada en dicha justa, que se efectuará del 26 de julio al 11 de agosto en Lima, Perú, no es una obligaciónpara el Tri femenil, sino más bien un reto que nos ilusiona. Todas queremos ganarla y para eso estamos trabajando al máximo cada día.

Corral Ang destacó que dicho logro impulsaría enormemente al futbol femenil mexicano, pues este tipo de triunfos siempre son necesarios para motivar a más niñas a que practiquen este deporte, y a las que ya juegan, a seguir esforzándose para alcanzar sus sueños.

Reconoció que la competencia, donde en la fase de grupos México se enfrentará a Jamaica, Paraguay y Colombia, no será sencilla, pues hay grandes rivales y nosotras tenemos que ir de menos a más en el torneo, siendo conscientes de que nadie nos va a regalar nada; sin embargo, confió en que podrán cumplir con la meta de ganar esa ansiada medalla de oro.

La delantera mencionó que luego de que el Tri femenil no consiguió el boleto al reciente Mundial de Francia 2019 están más motivadas que nunca para triunfar en los Juegos Panamericanos.

“Con la próxima competencia comienza un nuevo ciclo. Lo que nos ocurrió en el Premundial fue algo que no teníamos contemplado, cuando no se ganó contra Panamá hubo muchos factores, no entró el gol, pero así es el futbol.

“A veces no necesariamente quiere decir que jugaste mal, simplemente no saliste en tu mejor día, pasan muchas cosas que no controlamos, pero lo cierto es que eso ya quedó atrás, ahora hay que ver de forma positiva, aprender de esos errores que tuvimos.

Nos faltó un poco más de juego colectivo, estar más unidas, sentir más el apoyo de todas nosotras, y en este nuevo torneo, tenemos que reforzar la comunicación, hay que lograr que todas se sientan partícipes y sepan que todas somos importantes. Si conseguimos llevar eso a la cancha, estoy segura de que tendremos muy buenos resultados, sostuvo.

Sobre la liga femenil mexicana, la delantera aplaudió que después de dos años de su creación ya se cuente con un patrocinador como BBVA, lo cual, dijo será crucial para poder tener más apoyo por parte de otras empresas o instituciones, pues de esta manera, se animarán a invertir en un proyecto que está dando frutos.

Aunque admitió que al torneo mexicano aún le falta mucho por crecer, en comparación con los certámenes europeos, Charlyn celebró que tanto los equipos como las jugadoras estén haciendo todo lo posible para mejorarlo, y de continuar así, creo que pronto será uno de los más atractivos, pero por el momento, no queda otra más que seguir trabajando, como en cualquier aspecto de la vida.