Reporte Directo

Día Mundial del Autismo

2 abril, 2019 - Reportaje

Redacción/Posta

Ciudad de México.- El autismo o el trastorno del espectro autista (TEA) es una afección neurológica que se desarrolla en la niñez y afecta en el comportamiento, interacción, comunicación y aprendizaje de quien la padece.

Cada año, el 2 de abril, se conmemora el Día Mundial de Concienciación luego de que la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) designó en el 2007 que a partir del 2008 se conmemoraría este día para concientizar sobre el padecimiento y la necesidad de mejorar la calidad de vida de las personas que padecen del TEA.

Guterres organizó para el año en curso acelerar la implementación de “la nueva estrategia sobre nuevas tecnologías, cuyo objetivo es definir cómo el sistema de las Naciones Unidas fomentará el uso de estas tecnologías para acelerar el logro de la Agenda 2030”, para lograr la inclusion de forma más rápida de la sociedad, en el terreno social, económico y político en la Sociedad, según la página official de la ONU.

Síntomas principales

Según la Academia Americana de Pediatría, los menores de edad con TEA muestran desde bebés diferencias en el desarrollo. No obstante, es importante saber que no todo niño o niña con autism tendrá, necesariamente, los mismo síntomas que otro.

Diferencias sociales de niños con autismo:

-No mantiene contacto visual o establece muy poco contacto visual.
-No responde a la sonrisa ni a otras expresiones faciales de los padres.
-No mira los objetos ni los eventos que están mirando o señalando los padres.
-No señala objetos ni eventos para lograr que los padres los miren.
-No lleva objetos de interés personal para mostrárselos a los padres.
-No suele tener expresiones faciales adecuadas.
-Es incapaz de percibir lo que otros podrían estar pensando o sintiendo al observar sus expresiones faciales.
-No demuestra preocupación (empatía) por los demás.
-Es incapaz de hacer amigos o no le interesa hacerlo.

Diferencias de comunicación de niños con autismo:

-No señala cosas para indicar sus necesidades ni comparte cosas con los demás.
-No dice palabras sueltas a los 16 meses.
-Repite exactamente lo que otros dicen sin comprender el significado (generalmente llamado repetición mecánica o ecolalia).
-No responde cuando lo llaman por su nombre pero sí responde a otros sonidos (como labocina de un automóvil o el maullido de un gato).
-Se refiere a sí mismo como “tú” y a otros como “yo”, y puede mezclar los pronombres.
-Con frecuencia no parece querer comunicarse.
-No comienza ni puede continuar una conversación.
-No usa juguetes ni otros objetos para representar a la gente o la vida real en los juegos simulados.
-Puede tener buena memoria, especialmente para los números, las letras, las canciones, las canciones publicitarias de la televisión o un tema específico.
-Puede perder el lenguaje u otros logros sociales, generalmente entre los 15 y 24 meses (que con frecuencia se denomina regresión).

Existen tratamientos que han dado buenos resultados como las intervenciones dietéticas, las terapias de integración, musicales y las de enfoques educativos estructurados, con los cuáles tiene una vida normal.