Reporte Directo

¿Quieres ser exitoso? Ten 5 amigos en lugar 50

12 marzo, 2018 - Reportaje

Redacción/Excélsior

Ser lo que se conoce como “súperconectado” no tiene nada que ver con aumentar tu red de amigos o conocidos. En lugar de eso, se trata de rodearte de un grupo cuidadosamente seleccionado de personas que admiras y respetas, y con quienes compartes creencias y valores. 

Si eres como la mayoría de la gente, has construido tu red al azar, haciendo conexiones con cualquiera que se comunique contigo. Sin embargo, tu generosidad poco selectiva podría ser contraproducente. 

¿Por qué? Al darle tu tiempo a cincuenta personas en lugar de, digamos, cinco, tendrás un impacto mucho menor en el mundo del que podrías pensar con base en el puro volumen de tu red. 

“Es importante reflexionar sobre las cinco personas que están en tu círculo íntimo, porque tendrán una influencia profunda y total en ti”, dice Darrah Brustein, fundadora de Network Under 40. 

Eso no significa que debas intentar llenar tu círculo íntimo con contactos de alto perfil cuyo brillo pueda contagiarte; significa buscar y cultivar relaciones con gente buena e inteligente que, según Brustein, “pueda ayudarte a ser una mejor y más grande versión de ti mismo”. 

En otras palabras, necesitas ser realmente selectivo, porque cada persona en tu grupo central también tiene un círculo íntimo con el que estarás conectado por extensión, y aquellas personas también tendrán su círculo íntimo, y así sucesivamente. 

Así que ¿cómo construyes tus propios cimientos? Primero, evalúate.¿Controlas las relaciones de tu vida o les cedes el control a los demás? 

Segundo, evalúa tus hábitos y actividades. Pregúntate si la manera en la que pasas tu tiempo se acopla con tus valores más profundos. Si no es así, cambia tus hábitos y actividades. 

Finalmente, evalúa a los demás. ¿Con quién has pasado tiempo últimamente? ¿Con qué tipo de personas quieres pasar más tiempo y qué tipo de gente quieres eliminar por completo de tu vida? 

Conforme reduzcas tu círculo íntimo, comenzarás a considerarte el arquitecto de tu propio entorno. Mientras más profundo vas para crear más relaciones auténticas con un número menor de personas realmente importantes para ti, ganarás más conocimiento de sus deseos y necesidades, y ellos también desarrollarán un entendimiento más completo de ti.