Salud…


El enfermo sistema de salud en Tamaulipas ha entrado en terapia intensiva, se acusa falta de medicamentos, material de curación, lentitud de los directivos para resolver urgencias, directores que han entrado en conflicto con la titular del área y una derechohabiencia enojada, a veces más que eso.

Por supuesto que estaba destinado a sufrir estos problemas, con todo y que los últimos nueve meses estuvo a dieta la nómina de salud todavía es más gorda de lo que usted se puede imaginar y el sexenio anterior estuvo peor, por ahí se fugaron millones y millones de pesos en sueldos y compensaciones a personajes que ni siquiera se tomaban la molestia de ir a las oficinas, que tenían esos beneficios por quereres, compadrazgos o relaciones personales y, se lo digo sin exagerar, en ciertos casos hasta con cargos de directoras.

También es una verdad que la compra de medicamentos, material de curación, equipamiento y lo que se requiere en hospitales era el negocio de la vida, está documentado como algunos aparatos, parecidos a los hornos de microondas, que tenían un valor de cuatro mil pesos fueron facturados el sexenio anterior por 84 mil pesos, todo por una orden que salió desde una subsecretaria cuyo titular ahora piensa más en la política y se le vio el sábado en la asamblea del PRI.

Por supuesto que Lydia Madero y Gloria Molina Gamboa, la ex y la actual titular de la Secretaria de Salud, respectivamente, deben explicar cómo es que llegó hasta este punto, a colapsar, a arriesgar la vida de muchas personas que requieren cirugías, diálisis, medicamentos para la hipertensión o diabetes y otras curaciones sin que se pudiera prevenir el problema, más aún, antes de que causen una dificultad mayor a su jefe se debe exponer a la sociedad un plan a corto plazo para resolver las urgencias, otro a mediano para poner orden en todos los aspectos y uno a muy largo plazo que garantice la buena marcha del sistema de salud para siempre.

Vaya, por ningún motivo nos debemos permitir los tamaulipecos la posibilidad de que se fugue la esperanza que la gente tiene en esta administración, no podemos permitirnos un paso atrás por la necedad de funcionarios de salud de callar cuando lo único que tienen que hacer es poner los puntos sobre las íes, pensar como doctores que son, conocedores de la materia y sabedores de que ningún enfermó aguanta 60 días sin recibir tratamientos.

No es mucho trabajo lo que se pide, nomás es cuestión de que den la cara, que expliquen, garantizarle a la población que trabajan fuerte en el tema y también que resuelvan conflictos entre los trabajadores de la propia Secretaria, desencuentros que están haciendo más escándalo que beneficio.

Una realidad es que están trabajando en solucionar el conflicto, en resolver todo el desabasto de medicamentos con programas más transparentes y funcionales, que ya se hacen gestiones y se trabaja fuerte con el equipo de la Secretaria de Salud federal, que esta semana podría estar el titular de la misma en una reunión de trabajo con el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, se conoce que el tema es darle atención de urgencia a lo que está pasando, ya lo demás se tendrá observar por los usuarios de hospitales y clínicas.

En lo otro, en el tema de contrataciones y escándalos que traen algunos grupos de trabajadores también se les debería poner un alto, explicarles cómo funcionan las cosas, porque no se les puede contratar y quien si podrá ser beneficiado.

Este lunes, por ejemplo, se hizo una manifestación en palacio de gobierno donde fue notorio que algunos grupos aprovechan el caos, el río revuelto para tener ganancia de pescadores, exigiendo basificaciones y plazas al grito de no hay medicamentos, no dudamos que quizá en algunos, o en muchos de esos casos, sea legitima su aspiración pero tampoco se vale que utilicen la vía de aterrorizar a la gente para lograr sus objetivos.

Salud está enferma, es una enfermedad que ha sido muy larga, que tiene su origen en el saqueo y la corrupción que ahí se ha visto sexenio tras sexenio, también es una enfermedad que la ex titular de esa área, Lydia Madero, debe explicar y, sobre todo, una enfermedad que la actual titular de la Secretaria, la Doctora Gloria Molina Gamboa, debe exponer a que tratamiento será sometida primero para quitarle los dolores, luego para intervenirla y finalmente para erradicarla para siempre.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande…marcovazquez20001@hotmail.com

Video del Día