¿Será el PRI oposición real o simple pantomima?

Apenas fue declarado formalmente el inicio del proceso electoral y el resto de la “dictadura perfecta” -como le apodan al PRI- representada en el Congreso tamaulipeco, decidió abstenerse de votar a favor de la reestructuración de 7 financiamientos, que adquirieron los últimos gobernadores del tricolor. Sin embargo, la iniciativa fue aprobada en comisiones legisladores del Partido Verde y el propio Acción Nacional y de esa manera se podrá presentarse en la sesión extraordinaria del pleno legislativo, programa para este miércoles.

El posicionamiento del tricolor a través del coordinador de su Alejandro Etienne Llano fue un indicativo de que el PRI ya está en campaña y que por lo mismo podría ir en contra de las iniciativas, puntos de acuerdo y dictámenes en las sesiones que se celebren durante el proceso electoral que concluye en junio del 2018.

Pero también hay que entender que es un “juego” en el que no todos los legisladores de ese partido están obligados a votar como lo indique la directiva, como lo manifestó el priísta Etienne.

Lo relevante de este proyecto de refinanciamiento o renegociación de una deuda superior a los 10 mil millones de pesos, la cual fue aprobada con los votos de Acción Nacional y el Partido Verde que contradictoriamente tiene representación en el Congreso local por su alianza con el PRI, durante la legislación decidió sumarse al partido en el poder. Lo atractivo de la iniciativa es que liberara el impuesto sobre nómina, pero además representa una ahorro superior a los mil millones de pesos anuales.

Y el pago de 7 de los 12 financiamientos adquiridos por los gobierno priístas serían pagaderos en un plazo de 25 años y no en 20 como estaban programados.

Previo a la discusión y aprobación de la iniciativa de dictamen, los legisladores integrantes de la Diputación Permanente tuvieron una encerrona por más de tres horas, pero la consigna del priístas era manifestarse en contra o por lo menos abstenerse, que es de los males el menor para verse bien ante la nueva dirigencia partidista, pero como son abstenciones, no significa que estén en contra. Ellos saben a qué están jugando.

En tanto, que la consigna de Acción Nacional, es sacar adelante la iniciativa, pues no hay que olvidar, que desde el inicio de la presente administración, el gobierno de los vientos de cambio, informaron de manera puntual, que la recibió la administración con un pasivo circulante superior a la capacidad financiera del Estado.

Como fuere, todo está listo para que este y otros dictámenes entren al pleno legislativo para ser votados por los legisladores que asistan a la sesión extraordinaria.

Por otra parte, en las tareas del gobierno tamaulipeco, el jefe del ejecutivo inaguro dos nuevos parques eólicos en el municipio de Güemez, compuestos por aerogeneradores.

Por la mañana Francisco García Cabeza de Vaca presidió la primera sesión del sistema estatal para prevenir, atender, pero sobre todo sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en esta entidad, donde las familias han sido vulnerables a uno de los derivados de la inseguridad, que la presente administración busca revertir desde ángulos y perspectivas diferentes.

Quizá aparentemente los resultados son todavía incipientes de parte de la actual administración estatal, pero por lo menos que ya es mucho, que recio y quedito den muestras de que no son un gobierno o administración permisiva.

Cabeza de Vaca dijo por la mañana, que es preocupante pero también relevante que 3 de cada 10 familias tamaulipecas en lugar de jefe de la familia, tienen jefa, porque han sido las mujeres quienes han sacado la casta ante la circunstancial violencia e inseguridad de los últimos 10 años en Tamaulipas.

Asimismo indicó que el 30 por ciento de los jefes de familia, en Tamaulipas son mujeres y no varones. Quizá porque los varones fueron víctimas de la vulnerabilidad de la violencia. Adelantó que es preocupante que en los planteles educativos se ejerza violencia contra las mujeres niñas.

Video del Día