Si usas la app Periscope en el U.S. Open te expulsarán del torneo de golf

Por Chris Isidore, CNN

Buenas noticias para los aficionados del Abierto de Estados Unidos: pueden llevar su teléfono celular al campeonato. Simplemente no podrán usar la aplicación Periscope.

La Asociación de Golf de Estados Unidos (USGA, por sus siglas en inglés), la cual organiza el torneo, permitirá por primera vez los teléfonos celulares.

Los “policías” del torneo estarán atentos para asegurarse de que los timbres de llamada de los teléfonos no molesten a los golfistas cuando le peguen a la pelota.

Pero ellos también buscarán a los aficionados que transmitan o publiquen videos del torneo a través de sus teléfonos.

La sanción que se aplicará es la expulsión del torneo.

Los oficiales de la USGA también estarán supervisando los sitios de las redes sociales como Periscope y Meerkat, junto con Facebook y Twitter, en busca de los fans que puedan estar transmitiendo o publicando videos pese a la prohibición.

“Nosotros ofrecemos tres canales de transmisión en directo de nuestra propiedad”, dijo Janeen Driscoll, directora de relaciones públicas de la USGA. “Creemos que es esta es una experiencia visual muchísimo mejor que los videos que los aficionados puedan distribuir”.

La presencia de teléfonos celulares en el torneo de este fin de semana en el campo de golf Chambers Bay, cerca de Tacoma, Washington, marcará la primera ocasión en la que la USGA vigile activamente los videos que los aficionados puedan producir.

Pero a la asociación, al igual que a la PGA, que organiza otros grandes torneos de golf profesional, nunca le ha gustado la idea de los videos publicados por los aficionados.

A todas las ligas deportivas les preocupa proteger los derechos de las cadenas de difusión, quienes pagan millones para la transmisión de sus partidos y eventos. Pero hasta ahora, el golf es el único que está tomando medidas enérgicas contra los aficionados que transmiten o publican videos.

A las Grandes Ligas de Beisbol (MLB, por sus siglas en inglés), por ejemplo, no les importa cuando los aficionados publican o transmiten videos que ellos mismos han grabado, siempre y cuando no vayan demasiado lejos.

“Nosotros comprendemos perfectamente que nuestros aficionados quieren grabar momentos especiales en nuestros estadios de béisbol, y existe una diferencia entre este tipo de actividad y la publicación de cada una de las jugadas de un partido”, dijo Pat Courtney, un portavoz de la MLB.

La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés), la cual paga más honorarios por derechos que cualquier otro deporte, dice que está evaluando servicios tales como Periscope y Meerkat. Actualmente no tiene una prohibición formal respecto a los videos generados por los aficionados.

Los oficiales del golf no solo están buscando a los aficionados para aplicarles medidas drásticas. Los periodistas tampoco tienen permitido filmar videos de los torneos que cubren.

La PGA, que supervisa las credenciales de prensa de los periodistas de golf, le retiró las credenciales a la bloguera de golf Stephanie Wei, un mes después de que usara Periscope para publicar un video de dos minutos de una ronda de práctica del campeón del Masters, Jordan Spieth, y algunos otros golfistas antes de un torneo.

“El video mostraba a los jugadores en un entorno diferente y más relajado, una perspectiva que las personas que lo vieron seguramente disfrutaron”, dijo Wei.

Ninguna cadena hubiera querido transmitir jamás la ronda de práctica que Wei publicó, por lo que no hay duda de que estaba atravesando el límite de alguno de los titulares de los derechos. En cambio, ella dijo que es más una cuestión de que la PGA quiere tener tanto control como sea posible.

“Ellos quieren poseer y controlar su contenido saneado”, dijo ella.

Pero uno de los grupos que ha estado saliéndose con la suya en cuanto al uso de Periscope es el que conforman los propios golfistas.

El campeón del Abierto de Estados Unidos del 2010, Graeme McDowell, divulgó a la prensa que él y algunos de los otros golfistas han estado publicando videos que ellos mismos han estado grabando durante las rondas de práctica. Dijo que la retroalimentación que ha estado recibiendo de los aficionados es que a ellos les gusta.

“Hasta el momento, nadie de la USGA me ha dicho que lo deje de hacer, por lo que supongo que optaré por la opción de pedir perdón en lugar de pedir permiso”, dijo en una conferencia de prensa que él estaba transmitiendo a través de Periscope. “Creo que puede ser muy divertido si se hace bien”.