Software en la nube, la opción; para evitar piratería y riesgos

El objetivo es que el software no llegue a los delincuentes, para que no lo puedan falsificar

Ciudad de México, (Aura Hernández).- El uso de software pirata o ilegal es un mal que no se ha podido erradicar en México y que se ha convertido en un riesgo importante para las empresas, ya que este tipo de prácticas las hace más vulnerables a ataques cibernéticos.

Afortunadamente existen varias formas para combatir este escenario como el uso del cómputo en la nube o una mayor educación cibernética.

Para Pavel Orozco, director de Ingeniería de Preventa para América Latina en Forcepoint, la clave para reducir la venta de software ilegal está en el cómputo en la nube, algo que los mismos fabricantes de paquetería deben impulsar.

“El esfuerzo de los fabricantes de software debe orientarse en buscar soluciones en la nube, la cual resuelve la piratería porque no permite instalar el software en los dispositivos”, explicó en entrevista con Excélsior.

De esta manera, se evita que los piratas tengan acceso a la copia del software y puedan replicarla para venderla.

Un ejemplo de esto es la paquetería de Microsoft llamada Office 365 Empresa que incluye herramientas como Word, Excel, PowerPoint, Outlook y otros a los que se puede acceder desde una computadora o un dispositivo móvil gracias a que están en la nube.

Pavel Orozco indicó que esto también beneficia a las empresas, las cuales suelen acudir a la piratearía porque la consideran barata. Con el uso de herramientas en la nube es posible ofrecer nuevos modelos de pago como la suscripción, que puede generar ahorros porque se acopla a las necesidades de la compañía.

 

Y LA EDUCACIÓN 

Lo cierto es que el uso de software pirata dentro de las empresas no siempre es sabido por los directivos, ya que algunas veces son los propios empleados quienes descargan o instalan programas de manera ilegal en sus dispositivos de trabajo.

“Las empresas tienen que tener un control más estricto en cuanto a las aplicaciones, permisos y otras cosas que pueden hacer los empleados en los dispositivos de la compañía”, recomendó.

Esto porque el estudio realizado por la BSA The Software Alliance no sólo reveló que 52 por ciento de las empresas en México usa software pirata, también se encontró que 15 por ciento de los empleados descargaban o instalaban en los equipos de las compañías este tipo de programas.

Ante éste último caso, consideró necesario hacer campañas de educación cibernética al interior de las compañías para que las personas entiendan que ese tipo de actividades los pone en riesgo.

EL INCONVENIENTE

“Muchas veces este software roba identidades o información de la compañía y el usuario es la víctima, en esas condiciones están arriesgándose ellos mismos”, destacó.

Sobre todo porque el experto ha visto que el problema de usar este software no es sólo que las personas no puedan acceder a las actualizaciones o parches, también hay casos en que se vende con malware ya embebido sin que el usuario lo sepa.

Por último, consideró que este tipo de actividades probablemente se mantendrán porque la legislación actual “no tiene dientes”, por lo que no aplica multas o sanciones severas que minimice el uso de software pirata.

Video del Día