Son mugrosos

El refranero sentencia que en la guerra y en el amor todo se vale y en un afán de legitimar la misma se asoma la podredumbre de las campañas políticas, así es, muchos de sus actores han tomado como cierta la frase.

Lo peligroso para el pueblo es que se toman muy en serio la misma, cometen delitos, dividen al país, se presume que hacen todo y lo realizan por una sola razón, saben que al final no pasará nada con ellos, es más, es probable que una vez concluidas las campañas le vaya mejor a los perdedores que a quien gane el privilegio de representarnos.

Todavía más, los políticos hacen efectiva la frase de que en la guerra y el amor todo se vale porque de sobra saben que cuando las campañas acaben quién pagará los platos rotos es el pueblo que siempre sale perdiendo.

Esos que se llaman políticos, que no pasan de ser mercenarios o vividores de presupuestos, cometen tantas aberraciones que se puede pensar, sin problemas, que no tienen escrúpulos, a ellos no les interesa sembrar discordia, desconfianza, mucho menos dividir al país y ponerlo al borde del estallido social si eso les reditúa votos y los coloca donde puedan tirar mordidas al presupuesto.

De estos casos vemos infinidad, lo más reciente es la forma como algunos priístas, panistas, morenistas y demás llegan a difundir en internet presuntos nexos de sus contrincantes con la delincuencia organizada, los pintan como gay´s como si el ser homosexual fuera pecado, los hacen golpeadores de mujeres, rateros, defraudadores, saqueadores, lava dólares, o lo que sea necesario con tal de descalificarlos, cierto, pocas veces o nunca muestran pruebas, pero el daño que causan es irreversible.

También como tema de hoy esta todo este juego perverso de la política en el que se utilizan las redes sociales para subir noticias falsas con la intención de sembrar divisionismo en el PRI, en el PAN, en Morena, con la intención de desprestigiar más la política y de preferencia a quien vaya a la cabeza, esa es otra acción propia de mugrosos, propia de personas que no tienen ningún respeto por la ciudadanía y que son capaces de hacer de todo para dañar al enemigo.

Lo triste es que la gente se traga los cuentos, que ni siquiera se da a la tarea de investigar más a fondo, solo comparte y listo.

Ahora, si los políticos y los grandes personajes de este país están bajo la lupa de esas personas sin escrúpulos pues es obvio que el resto de los mexicanos pasamos por lo mismo y ahí está el problema, que se viola la ley y se desprestigia sin que las autoridades federales o estatales sean capaces de meter a alguien a la cárcel, sin que el INE o las autoridades electorales hagan algo para que alguien pague por esos abusos.

No, desde luego que no es bueno aplaudir que se difundan mentiras ni se fomenten pleitos entre familiares y amigos con tal de que salga ganando un partido político, menos debemos estar de acuerdo con esa frase de que en la guerra y en el amor todo se vale, este México debe cambiar y exigir a sus políticos a que luchen con lealtad, que no fomenten el divisionismo, y menos permitirles que lleguen a cometer delitos por su afán de tener la posibilidad de clavarse el dinero que todos generamos.

A esos políticos hay que darles la espalda, hay que sentenciarlos al olvido, y hay que hacerles saber que son unos mugrosos y que si bien el refranero les dice que en la guerra y el amor todo se vale que no se olviden que la sabiduría popular también sentencia que a quien obra mal se le pudre el… animal.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su página de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com